No obtienen ingresos por la contingencia, argumenta diputada


Chilpancingo, 6 de mayo. Diputados locales exhortaron a las secretarías de Hacienda y Crédito Público, de Economía y de Trabajo y Previsión Social federales, y a sus homólogas en Guerrero, para que lleven a cabo un diagnóstico del impacto económico sufrido en la entidad por la pandemia del Covid-19, y de manera particular se otorgue un seguro de desempleo en favor de los prestadores de servicios turísticos que por la contingencia obtienen nulos ingresos.

Esto en un Acuerdo propuesto por la diputada Mariana García Guillén (Morena), donde se señala que los prestadores y promotores de servicios turísticos de Acapulco han visto drásticamente mermada su economía por la contingencia generada por el Covid-19, que canceló la llegada de turistas.

Aunado a que, dijo, este sector no cuenta con un salario fijo, por lo cual se hace necesario que el gobierno estatal los tome en consideración en los programas de apoyo económico para desempleados.

La legisladora refirió que las afectaciones por la emergencia sanitaria se han acentuado en sitios turísticos como Acapulco e Ixtapa-Zihuatanejo, debido al cierre de comercios y empresas.

Llama el gobernador a los municipios a reforzar medidas sanitarias


Chilpancingo, 6 de mayo. El gobernador Héctor Astudillo Flores enfatizó que Guerrero es ejemplo de coordinación y trabajo en equipo para atender problemas como la inseguridad y la pandemia por Covid-19.

Lo anterior al presidir como todos los días la sesión de la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz en la que participan representantes de la Sedena, Marina, Fiscalía General de la República, Fiscalía General del Estado, Secretaría de Seguridad Pública.

Al abordar el tema de la incidencia de las últimas 24 horas, se reportó a los integrantes de la Mesa que se tuvo el registro de 5 homicidios dolosos y tres robos de vehículos.

En cuanto al seguimiento del covid-19 en Guerrero, el secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, presentó las cifras actualizadas de casos en el estado. Refirió que a nivel nacional se tienen registrados 26 mil 25 casos positivos y  2 mil 507 defunciones.

En tanto que en el estado, se tienen registrados 388 casos positivos en 32 municipios, 240 sospechosos y 58 defunciones.

Cuando apenas se vislumbra el final del túnel de la epidemia de Covid-19, cobra mayor dimensión una ruta en el camino que, mal transitado, podría llevar al despeñadero.

El informe del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, en el sentido de que la curva de la epidemia se ha aplanado en el Estado de México, inyecta una buena dosis de optimismo, pues si se toma en cuenta que la versión oficial refiere que en esta semana se alcanzará el mayor pico, la afirmación del funcionario lleva a pensar que, efectivamente, viene ya el declive del problema.

Pero por otro lado, el gobernador Héctor Astudillo Flores alerta que, si bien la emergencia sanitaria se superará en uno, dos o tres meses, “las consecuencias económicas serán muy graves”.

Lo peor podría ser que, como dice el jefe del Ejecutivo estatal, “no hay quien tenga en ningún nivel de gobierno un plan de recuperación”.

Eso equivale a decir que los gobiernos se han concretado a demandar el apoyo de la iniciativa privada para que cierren sus negocios no esenciales para frenar la propagación del virus y además no dejen de pagar sus salarios a los trabajadores, pero no han aplicado ningún programa para incentivarla mientras dura la contingencia ni han creado alguno para la reactivación de empresas ni el rescate de las fuentes de empleos.

De ahí la expresión del gobernador: “La salud al final de cuentas se va a controlar, pero el tema económico es un asunto verdaderamente grave, complicado”.

Advierte claramente y sin maquillaje  que, después del problema de salud, viene el económico.

La situación económica –puntualiza– se convertirá en un tema prioritario para el país y Guerrero.

Aunque, importante es agregar, que el caso de la economía no se ubica en el futuro, sino flagela ya desde ahora inmisericordemente a los diversos sectores al no contar con el respaldo del gobierno.

Eso, valga agregar, sin mencionar el problema de la inseguridad que, si bien es cierto que se ha reducido de manera importante, no deja de ser en la entidad una afilada espina en el zapato. n

Comportamientos

Jun 05, 2020

Nada alentador resulta el hecho de que mientras la delincuencia no descansa, la justicia, al menos en cuanto al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) se refiere, se mantiene prácticamente paralizada. Si de por sí los abogados se quejaban de la lentitud con que el TSJ desarrolla los procedimientos que le competen, ahora con mayor razón protestan aduciendo, entre otras razones, la parálisis de los procesos.

El Foro Guerrerense de Abogados se ha inconformado de igual manera por los daños que en cuanto a sus ingresos económicos le viene ocasionando la suspensión de labores del Poder Judicial, una medida puesta en práctica contra la expansión del coronavirus. Bien podría soslayarse este punto, puesto que no sólo el gremio está siendo perjudicado, sino todos los sectores de la sociedad, lo que no puede pasarse por alto es el estancamiento de los procesos.

No es fácil digerir que uno de los poderes del estado, concretamente el Judicial, se encuentre inactivo; si se tratara del Legislativo, aparentemente no tendría mayores repercusiones si ha de considerarse que su principal función es elaborar leyes; no pasaría de que la fiscalización y resultados de la misma fuera más opaca de lo que es.

Habría de imaginarse las consecuencias si, por el caso del patógeno, en cambio cerrara sus puertas el Poder Ejecutivo. Mas resulta que, si bien la administración estatal se ha organizado y enviado a casa a una parte de sus trabajadores, el gobierno en sí se mantiene activo dando seguimiento al problema del virus y atendiendo lo mismo a las dependencias que juegan un papel determinante en la atención a los contagiados, como es el caso de la Secretaría de Salud, al igual que a los ayuntamientos afectados; orienta además a la población sobre las medidas a observar para evitar contagios.

Es de lamentarse que hasta ayer sumaran 54 muertos en la entidad; a todo ello, sin embargo, justo es puntualizar el buen desempeño que está teniendo el gobierno estatal, que si a ello se sumara la cooperación de la población, seguramente no llegarían a tantos los decesos.

Si la autoridad está haciendo su parte, justo, necesario y conveniente es que los guerrerenses hagan la suya, pues muchos de ellos se comportan como si nada pasara, desoyen las recomendaciones oficiales e incluso no es nada raro que haya quien niegue el problema. n

Se revisa en la Mesa de Coordinación la incidencia delictiva


Chilpancingo, 4 de mayo. El subsecretario de Planeación, Prevención, Protección Civil y Construcción de la Paz, Alejandro Robledo Carretero, reconoció el esfuerzo que ha realizado el gobernador Héctor Astudillo Flores para hacer frente a la Fase 3 de la emergencia sanitaria por Covid-19.

Robledo Carretero destacó que Guerrero esté muy bien organizado y preparado para enfrentar de manera coordinada la pandemia: “como siempre cuentas con nosotros y la Federación para apoyarte, lo que necesites estamos a tus órdenes”, puntualizó el funcionario federal a través de una videoconferencia con los integrantes de la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz que encabezó como todos los días el gobernador Héctor Astudillo Flores.

En la sesión de este lunes se revisó la incidencia delictiva de las últimas 24 horas, en las que se destacó una reducción en el robo de vehículos. En cuanto a las acciones para atender a pacientes diagnosticados con Covid-19, el gobernador Héctor Astudillo, instruyó habilitar salas especiales en Tlapa de Comonfort y Cruz Grande, además en Acapulco se acondicionará una sala para aislamiento voluntario en el CRIG.

Archivo

« Junio 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30