El mandatario estatal reconoce al titular de la Coddehum


Chilpancingo, 10 de diciembre. El respeto a los derechos humanos enaltece a los gobiernos, soy un gobernador que reconoce su importancia, por ello, nuestra decisión de consolidar más y mejores mecanismos que fomenten su conocimiento, protección y tutela. Los derechos humanos no son entelequia sino tarea fundamental para el desarrollo de las personas y el avance igualitario de la sociedad, expresó el gobernador Héctor Astudillo Flores al encabezar la ceremonia conmemorativa por el 72 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos por parte de las Naciones Unidas.

En el evento que fue organizado por el secretario general de Gobierno, Florencio Salazar Adame, el mandatario estatal hizo un reconocimiento al titular de la Coddehum Guerrero, Ramón Navarrete Magdaleno, por el trabajo realizado "siempre ha mostrado una gran disposición para intervenir, colaborar y participar en todos aquellos casos que han requerido intervención, mi reconocimiento".

Destacó que en 1990 en Guerrero se creó el primer organismo público defensor de los derechos humanos en el país.

Mi visita es para promover la unidad del PRD, dijo el precandidato


Petatlán, 10 de diciembre. En gira de trabajo por la Costa Grande, el precandidato de unidad del PRD, Evodio Velázquez Aguirre, recibió el respaldo de ciudadanos, líderes sectoriales, militantes, la alcaldesa de Atoyac y los alcaldes de Tecpan y Petatlán.

En Atoyac, Velázquez Aguirre fue recibido por la alcaldesa con licencia Yanelly Hernández, quien durante su mensaje recalcó conocer al exalcalde porteño desde muy joven, "para mí como perredista es un honor saber que tú nos vas a representar. Mi participación es para decirte que el perredismo atoyaquense estará con Evodio y que vamos a luchar hasta el final, ese es nuestro compromiso y esa confianza te la entregamos".

El abanderado dijo que su visita a Atoyac era para promover la unidad del PRD "que hoy cierra filas con su candidato y con un proyecto que tiene visión y estrategia". En su discurso propuso que hará un gobierno de atención al sector femenil dándoles el 50% de los cargos, recuperando el programa Prospera, apoyando a las madres solteras, y también a los jóvenes con un programa que se llamará mi primer empleo, vamos a fortalecer la actividad agrícola y a gestionar obras importantes.

Hoy vemos un sueño convertido en realidad: alcalde de Mochitlán


Tepechicotlán, 10 de diciembre. Para unir de manera eficiente y segura a habitantes de varios municipios del denominado Circuito Azul, el gobernador Héctor Astudillo Flores entregó el libramiento de Tepechicotlán, obra de 4.4 kilómetros que representó una inversión de poco más de 56 millones de pesos.

Acompañado de su esposa, la presidenta del DIF Guerrero, Mercedes Calvo, en un evento celebrado con todas la medidas sanitarias, el ejecutivo guerrerense dijo sentirse complacido por la entrega de esta obra que comunicará de forma rápida y segura a municipios como Mochitlán, Chilpancingo y Quechultenango.

Luego de recordar parte de la infancia de su padre y también la suya en este municipio al que le tiene especial afecto, también pidió a la población seguir las recomendaciones sanitarias durante los festejos decembrinos y religiosos.

En su intervención, el director de la Comisión de Infraestructura Carretera y Aeroportuaria del Estado de Guerrero (CICAEG), Javier Taja Ramírez informó que esta obra beneficia a Mochitlán y Quechultenango, pero también a parte de la denominada Montaña baja como Acatepec y Atlixtac.

En este libramiento de 4.4 kilómetros se invirtieron poco más de 56.2 millones de pesos, la cual fue realizada por una empresa de Chilpancingo.

En su intervención, el presidente municipal de Mochitlán, Jhobanny Jiménez Mendoza manifestó que con este libramiento se hizo realidad el sueño de hace muchos años, algo que generará bienestar para los habitantes del Circuito Azul.

Todo pasa

Ene 24, 2021

Es un hecho que la pandemia del coronavirus, así vayan al alza los contagios y las defunciones, ha llegado a un nivel en el que buena parte de la población ni se impacta ni siente miedo ya.

Es un hecho que la gente se sigue contagiando y continúa muriendo, como también es un hecho que no son pocos los que han reanudado su vida normal: pasean, conviven en fiestas, se reúnen pasando por alto protocolos de salud.

Es algo que sucede con todo acontecimiento fuera de la cotidianidad; parece un proceso normal.

Habrá que recordar el comienzo de la ola de violencia que aún no desaparece.

Allá en 2006, cuando policías enfrentaron a civiles armados en La Garita de Acapulco, la población se conmocionó, reaccionó estupefacta, horrorizada.

Igual ocurrió en días posteriores en que, en los sitios menos esperados, amanecían cabezas de decapitados.

Pero poco a poco, el miedo y el asombro fueron desapareciendo hasta volver la calma, y llegó el momento en que, cuando ocurría una balacera en alguna calle, la gente salía de sus casas para indagar qué pasaba y comentaba el suceso, con el ánimo de curiosear.

La inseguridad persiste. Aunque en menor nivel, las ejecuciones ocurren, al igual que los secuestros y las extorsiones, en tanto el cobro de piso ha adquirido carta de naturalización; sin embargo, la gente ni se asusta, ni se asombra.

Ha aprendido a vivir entre la inseguridad; se ha adaptado. Si bien no ha salido fortalecida del evento, tampoco se ha hundido, excepto quienes han perdido a un ser querido en esta otra pandemia.

Los bloqueos viales, en sus comienzos, trastornaban a la sociedad y ponían en movimiento a las autoridades; pasado el tiempo, han dejado de ser novedad para convertirse en parte de la vida cotidiana; igual ha pasado con las huelgas de hambre. ¿Las marchas? Nadie las toma en cuenta, lo mismo que la toma y la quema de edificios gubernamentales, incluidos palacios de gobierno.

El surgimiento del Covid-19 tuvo el impacto de un huracán, con la diferencia de que el meteoro llega, azota, destruye y se aleja, en tanto la pandemia arribó matando personas; pero, lejos de decrecer, su ataque y sus consecuencias se acrecientan, afectando cada día a mayor número de seres humanos.

Empero, la población parece haber vuelto a la normalidad, con la idea de que, cuando te toca, aunque te quites, y cuando no te toca, aunque te pongas.

Nadie sabe qué nos depara el futuro, pero tampoco parece importarle a nadie.

Todos, eso sí, se aprestan a disfrutar los festejos decembrinos, fastidiados ya de exhortos y prohibiciones. n

Destaca Mercedes Calvo el talento de la niñez y juventud de Guerrero


Chilpancingo, 9 de diciembre. La presidenta del DIF Guerrero, Mercedes Calvo, participó en la ceremonia de premiación y entrega de reconocimientos en su fase estatal del XXVII Concurso de Dibujo y Pintura Infantil y Juvenil 2020, “En situaciones de emergencias participamos activamente reconstruyendo un mundo mejor”.

El evento celebrado en la explanada de Palacio de Gobierno, Mercedes Calvo, agradeció de manera virtual a la Secretaría General de Gobierno, la realización del concurso, a través del secretario técnico del Consejo Estatal de Población (Coespo), Adolfo Cervantes García.

Dijo que para el gobierno del estado y en especial para el gobernador  Héctor Astudillo Flores, es grato saber lo que piensan y opinan los niños a través de los dibujos, pero sobre todo resaltar el talento de la niñez y juventud que hay en Guerrero.

En su mensaje, pidió a la ciudadanía en general no bajar la guardia ante la emergencia sanitaria por Covid-19, ya que el reto es salvar la navidad, salvar a la familia, y para ello debemos cuidarnos todos usando el cubrebocas, la sana distancia y no acudir a lugares concurridos.

Archivo

« Enero 2021 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31