Imprimir esta página

Apoyo e impunidad

Escrito por  Feb 04, 2020

En el supuesto de que debería avergonzar a la Crac-PF el hecho de armar a niños, más vergüenza debería dar al gobierno el no someter a la delincuencia en Chilapa.

Vienen de años atrás el clamor, los gritos, los lamentos, las peticiones de los habitantes de la región en el sentido de que necesitan protección ante el ataque de grupos delictivos, a lo que el sector gubernamental ha respondido con acciones esporádicas y más espectaculares que efectivas, que no arrojan ningún resultado que brinde la tan anhelada tranquilidad que les arrebataron en 2016 dos grupos delincuenciales que disputan el territorio.

En más de una ocasión, las autoridades han difundido la lista de los cárteles y bandas que laceran a Guerrero; saben nombres, lugares donde operan y otros datos que no les han sido de ninguna utilidad para nulificarlos.

Aunado a ello, también castigan a los grupos llamados policías comunitarias, ubicadas por la autoridad como delincuentes al negarles legalidad, entre ellas la Crac-PF –la que armó a los menores–, pues la única policía comunitaria reconocida por el gobierno es la Crac-PC.

No obstante, ni a unos ni a otros les aplican la ley.

El asesinato de 10 músicos el 17 de enero obligó al gobierno a voltear la mirada hacia Chilapa; si bien este hecho conmocionó al país, no menos lo cimbró la difusión de imágenes y textos sobre niños uniformados y armados con sendos rifles.

De ahí, el gobierno estatal, de acuerdo con sus posibilidades, ha centrado su atención en la región, repartiendo apoyos para niños y adultos.

Nada más ayer, el gobernador Héctor Astudillo Flores les llevó ayuda y puso en marcha una serie de acciones sociales a cargo de diversas secretarías en beneficio de 20 comunidades indígenas.

El titular de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), Arturo Salgado Urióstegui, dijo que en las comunidades afectadas por la violencia las escuelas laboran de manera normal; el secretario de Desarrollo Social del estado, Mario Moreno Arcos, informó que se destinarán más de 4 millones de pesos para la construcción de 24 viviendas para las familias de las personas que han perdido la vida a causa de la violencia; el titular de la Secretaría de Salud del estado, Carlos de la Peña Pintos, informó que brigadas médicas atienden a los niños de la región de La Montaña baja; el senador de la República Manuel Añorve Baños expresó que los problemas de seguridad de la región de La Montaña baja del estado que afectan a menores se están atendiendo.

Todos atentos; todos apoyando, pero los cárteles y las comunitarias continúan intactos, abrigados por el manto de la impunidad, mientras la gente sigue clamando seguridad y justicia. n