La Capama, otra vez

Escrito por  Feb 25, 2020

No constituye ninguna novedad la revelación que hizo ayer el director de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama), Leonel Galindo González, de que el organismo pierde hasta 500 litros de agua cada segundo debido a fugas y a robo. Como suele decirse en el medio periodístico, en un peyorativo juego de palabras, esa es “una noticia vieja”, pues desde hace decenios se sabe que el organismo operador pierde buena cantidad del elemento que constituye su materia de trabajo debido a que la tubería ya ha rebasado su tiempo de vida útil, y la paramunicipal nunca tiene recursos para renovarla.

Ahora bien, todo mundo en Acapulco sabe por qué la Capama nunca tiene recursos: porque su nómina es muy abultada, porque hay trabajadores que sabotean su operación, porque gasta ingentes cantidades en adquisiciones que no son esenciales y por un largo etcétera.

Pero también es un secreto a voces que esa empresa pública ha sido a lo largo de su historia la caja chica de los gobernantes y está despatarrada por la corrupción, sin importar el signo político de los gobiernos que han conducido los destinos del municipio y del estado.

Tal vez sea hora de tomarle la palabra al presidente López Obrador, y de entregársela a la Conagua para que la administre. n