El coronavirus que viene

Escrito por  Feb 27, 2020

Contrasta la postura de las autoridades sanitarias de México, que han afirmado que nuestro país está preparado para la eventual entrada del virus Covid-19, de muy alto nivel de contagio, con la advertencia reiterada ayer por la Organización Mundial de la Salud, en el sentido de que el mundo no está preparado para enfrentar una pandemia causada por ese microorganismo, lo cual es evidente día con día.

En realidad, a juzgar por la situación en que el gobierno federal mexicano recibió la red de hospitales del país y la manera accidentada y poco afortunada en que sus funcionarios han operado la transición hacia un nuevo sistema de salud, no es aventurado afirmar que México se ubica en el escenario que esboza la OMS, es decir que no está preparado para hacer frente con aceptable éxito al reto de este nuevo coronavirus.

De hecho, la pregunta no debería ser si el sistema sanitario mexicano está listo para la eventualidad, sino cuándo comenzará ésta, porque el mal se extiende por todo el mundo a velocidad preocupante, y ayer mismo apareció en Brasil, el primer país latinoamericano que toca; así que no pasarán muchos días antes de que haga su aparición en México.

La única ventaja que las autoridades de México tienen sobre las autoridades chinas es que, mientras estas fueron tomadas por sorpresa por el surgimiento del microorganismo, las mexicanas están advertidas y avisadas.

China está gobernado por un régimen autoritario con el que no se juega, porque aplica los protocolos a rajatabla e impone por la fuerza cuanta cuarentena sea necesaria. Y aun así no ha podido contener la expansión del brote.

México está muy lejos de eso.