Covid 19, el enemigo que viene

Escrito por  Mar 13, 2020

La sospecha del surgimiento de un caso de coronavirus en Iguala encendió ayer los focos rojos en el sector salud y se extendió de inmediato a las diversas áreas del sector gubernamental.

Afortunadamente, las autoridades actuaron con prontitud y oportunidad. El gobernador Héctor Astudillo Flores tocó ayer el tema de la sospecha en la sesión de la Mesa de Coordinación. Indicó que más tarde se daría a conocer el resultado de los estudios realizados a la paciente, que finalmente resultaron negativos.

Surgidos los rumores en Iguala, el alcalde Antonio Jaimes Herrera ofreció de inmediato una conferencia de prensa pidiendo tranquilidad a la población.

Luego, en otra llevada a cabo más tarde, el primer edil reveló que el caso había resultado negativo. Así, atajó el pánico y devolvió la calma a los igualtecos, que se habían volcado a las farmacias en busca de cubrebocas.

Ante lo inevitable que parece ser el arribo del virus, conveniente sería que las autoridades se organizaran mediante un comité, por ejemplo, que se encargara de informar oportunamente a la población sobre casos sospechosos y, de haberlos, confirmados de Covid 19.

Esta labor serviría precisamente para impedir la propalación de rumores, que sobre todo se desatan en las redes sociales, que, bien usadas, resultan sumamente valiosas, pero presentan el inconveniente de carecer de filtros, por lo que los usuarios pueden subir cualquier comentario sin haberlo corroborado.

Cuando se intensificaron la inseguridad y la violencia en Guerrero, el gobierno estatal nombró un vocero que se encargaría de informar sucesos en cuanto ocurrieran con la idea de evitar precisamente rumores y especulaciones.

Algo parecido prodría crearse para el caso del coronavirus, pero que el cargo realmente funcionara, pues la labor del vocero de seguridad no ha dado los resultados previstos.

Le ganan la delantera las redes sociales  porque se espera a confirmar los hechos y aportar con precisión los datos de lo ocurrido.

Mientras tanto, los sucesos violentos ya fueron esparcidos en las redes con las voces extraoficiales que llegan a los usuarios.

Es de esperarse que el problema del Covid se maneje de manera veraz y oportuna; si la autoridad empieza a mentir, ya no le creerán, y sobrevendrá el caos.

Por principio, sano sería efectuar una campaña intensiva de orientación por los diversos medios de comunicación sobre lo que es el coronavirus, cómo se transmite, cuáles son los síntomas y medidas para evitar el contagio.

Es bueno atender eficientemente los casos de sospecha, pero más efectiva puede resultar la prevención y mantener la calma entre la gente. n