El maíz, buen ejemplo

Escrito por  Abr 10, 2020

Casi sin querer, el asunto del maíz que el gobierno del estado ofreció hace días y que ayer comenzó a distribuir entre los industriales de la masa y la tortilla para ayudarlos a enfrentar las presiones inflacionarias en los precios de ambos productos, vino a confirmar lo que ya el año pasado habían previsto dirigentes y representantes del campo guerrerense, a pesar de que hace poco la Sader lo negó: que el programa de distribución de fertilizante subsidiado a 100 por ciento por el gobierno federal fracasó en sus objetivos, y no por cualquier cantidad.

Según la información obtenida por este diario ayer, serán distribuidas 7 mil toneladas del grano básico en todo el estado. El proceso tomará algún tiempo, pero este jueves ya fueron enviadas las primeras mil toneladas, a las que el gobernador Héctor Astudillo dio el banderazo de salida.

Ese es el tamaño mínimo del boquete que causó la operación desorganizada y tardía del agroquímico el año pasado, déficit que, si no fuera esta vez por la intervención del Ejecutivo local, podría generar presiones inflacionarias en los precios de los productos finales.

Este problema, que de pronto parece lejano a las grandes masas de consumidores, es buena muestra de cómo una omisión en apariencia desconectada de otros aspectos de la vida social, acaba por repercutir en el nivel de vida de la gente: una tortilla más cara por supuesto que afecta la estabilidad financiera de cientos de miles de familias de escasos recursos, habida cuenta que se trata de un alimento súper básico, de consumo cotidiano y generalizado.

El Ejecutivo local, con su respuesta, ha dado muestra de lo que debe hacer un Estado con responsabilidad social, al velar por el bienestar de la mayoría y al poner en operación mecanismos eficaces para que el subsidio llegue de manera específica a quienes lo necesitan.

Este año, según los reportes periodísticos, el retraso en la distribución del insumo agrícola no es tan grave como el anterior, pero su sola existencia, aun sin ser tan aguda, podría generar problemas similares.

Está por verse si habrá capacidad para hacer las correcciones necesarias. n