De mal en peor

Escrito por  May 20, 2020

Si alguien creía que el primero de junio se volverá a la normalidad, está en un error, pues ese día será cuando comience a funcionar el semáforo de riesgo epidemiológico que indicará cuándo los municipios de los estados pueden regresar a las actividades económicas, sociales y escolares, pero cada uno de los gobiernos estatales decidirá el momento exacto de su reanudación.

La salida que se veía al problema parece alejarse más, pues si bien se sigue marcando el primero de junio como el reinicio paulatino de labores sociales, escolares y laborales, en el país en general y en Guerrero en lo particular, la línea de contagios y defunciones sigue en línea ascendente.

Este lunes Guerrero registró uno de los días con más contagios de coronavirus, al detectarse 57 casos nuevos. A las siete de la noche, se contabilizaron 856 contagiados  y 116 defunciones.

En Acapulco la cifra de contagios pasó de 433 a 468, sumando 33 muertes; Chilpancingo tuvo 92 casos y 14 defunciones; Taxco, 41 y 14; Iguala presentó 77 contagios y 24 muertos.

Es obvio que con un panorama así, resulta difícil pensar en la reanudación de actividades; tan es así, que el gobernador Héctor Astudillo Flores admitió que no hay condiciones para reanudar clases presenciales el primero de junio.

El gobierno estatal no es tan optimista como el federal; resultado de ello es que Astudillo Flores rehusó reabrir labores en 12 municipios que, a juicio de la Federación, estaban en condiciones de hacerlo al no estar contagiadas ni colindar con municipios que tuvieran el padecimiento.

El mandatario se ha conducido con sumo cuidado en el manejo del Covid-19; no obstante, la respuesta de la población no ha sido la deseable, pues persisten las concentraciones de personas mediante manifestaciones públicas de inconformidad, así como en sitios públicos.

Por otra parte, se ha descuidado el área de transporte público, en el que no se han tomado medidas para la sana distancia ni del uso obligatorio de cubreboca, por ejemplo.

Hablar, pues, de reanudación de labores en las actuales condiciones resulta un tanto utópico; nada permite augurar que en los próximos 12 días vaya a haber un cambio favorable. n