Turismo, la prioridad

Escrito por  May 21, 2020

Si a nivel nacional las industrias de la construcción, minería y automotriz merecen prioridad, en Guerrero la actividad esencial es la turística y hacia ese rubro enfoca su atención el gobernador Héctor Astudillo Flores.

En esa tesitura, el mandatario participó en la reunión de la Comisión Ejecutiva de Turismo de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), cuyo objetivo fue analizar estrategias con miras a una reactivación segura y responsable del turismo en México.

En Guerrero más de 200 hoteles permanecen cerrados a raíz de la pandemia y es ocupación del mandatario reactivarlos paulatinamente y con apego a estrictos protocolos de seguridad.

Es momento, pues, de que los funcionarios responsables del sector turístico de la entidad abandonen su zona de confort y se dediquen a cumplir su función conjuntamente con la iniciativa privada.

Es tiempo ya de que se note la presencia del Fideicomiso Turístico (Fidetur), de la Secretaría de Turismo estatal y de la municipal, cuyos funcionarios se han dedicado a lucirse aprovechando la afluencia de visitantes nacionales, que vienen sin necesidad de promoción.

El Covid-19 ha venido a darles una sacudida que los coloca contra la pared. Es buena ocasión para que justifiquen su presencia en los puestos de mando.

Por otra parte, las repercusiones del coronavirus han cimbrado todas las actividades y la política no podía ser la excepción.

La conveniencia de que se modifique el proceso electoral de 2021, se ventila ya en diferentes ámbitos, considerando que podría no haber las condiciones para, en principio, llevar a cabo proselitismo político.

En el Congreso local mismo, se analizan ya los pros y contras sobre la probabilidad de que se posponga el inicio del proceso, que legalmente deberá comenzar en septiembre, advirtiendo que lo que no se podrá modificar es la fecha de las votaciones, que será el 6 de junio.

Mientras tanto, el flagelo de la pandemia no se aleja. Golpea sin piedad a Acapulco, Iguala, Taxco y Chilpancingo sobre todo y se extiende a otros municipios que no estaban contagiados.

Debe ser motivo de reflexión la declaración de la alcaldesa acapulqueña, Adela Román Ocampo, en el sentido de que los hospitales públicos están ya saturados.

Habrá que esperar a ver si en 11 días la curva ya tomó una línea descendente. n