Regidores de ornato

Escrito por  Jun 11, 2020

En la vorágine de la pandemia del Covid-19, pasan inadvertidas noticias que en otro momento crearían controversia y se ubicarían en el centro del escenario público.

Una de ellas: el planteamiento del síndico administrativo, Javier Solorio Almazán, en el sentido de que debería de reducirse el número de regidores del Cabildo de Acapulco para disminuir los costos del gobierno municipal.

La sugerencia de Solorio Almazán se ha perdido en el vacío no obstante la importancia que reviste, más aún cuando el ayuntamiento acapulqueño incluye entre sus proyectos una reingeniería administrativa con miras a una mejor administración de los recursos públicos.

El síndico aporta buenas razones que a los partidos políticos nada bien debió caerles porque las regidurías constituyen, en buena parte, puestos de consolación para perdedores de elecciones y apoyadores de campañas, así como posiciones para recomendados, amigos y parientes de la clase política y gobernantes en turno.

Solorio expuso que de los 20 regidores que tiene el Cabildo porteño, cuatro no dirigen ninguna comisión, por lo que, propone, debería haber solamente 16 ediles; asimismo, debería haber un solo síndico en lugar de dos.

Vale agregar que no sólo debería considerarse la reducción de regidores, sino también saludable sería evaluar su desempeño y los resultados de su trabajo, que, a decir verdad, no se ven.

La reforma coincidiría con el mensaje emitido por el presidente Andrés Manuel López Obrador el 25 de mayo en el sentido de pedir a los gobiernos municipales y estatales apretarse el cinturón.

Esa vez, criticó que los ediles de Acapulco “ganaban antes, ahora no sé cuánto”, 200 mil pesos mensuales.

El Presidente cuestionó también la cantidad de regidores; “son muchos en los gobiernos municipales”, reprobó.

Al día siguiente, el regidor Javier Morlett Macho dijo que el Presidente tiene información equivocada, que los regidores perciben 54 mil pesos al mes y hay un tope de hasta 140 mil pesos mensuales para gestoría social.

Según Morlett, los 140 mil están sujetos a auditoría; no obstante, nunca se informa del resultado de esas auditorías, si es que se llevan a cabo.

Toca a los diputados locales tomar la estafeta que les deja Solorio Almazán. n