Imprimir esta página

43: hay avances

Escrito por  Jul 08, 2020

Cuando, hasta el 29 de junio, la desmoralización reinaba entre familiares de los 43 normalistas desaparecidos, la Fiscalía General de la República (FGR) informó haber detenido a José Ángel Casarrubias Salgado, El Mochomo, uno de los involucrados en la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa.

Un día después lo liberaron, pero en cuanto abandonaba el penal fue reaprehendido.

Luego, el 30 de junio, el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, informó haber solicitado 46 órdenes de aprehensión contra igual número de ex servidores públicos de Guerrero a quienes se les señala de los delitos de desaparición forzada y delincuencia organizada en el caso Ayotzinapa.

“Se acabó la verdad histórica” sobre el caso Ayotzinapa”, dictaminó.

Ayer, el fiscal de la Unidad Especializada de Investigación y Litigación para el caso Ayotzinapa, Omar Gómez Trejo, informó que la Universidad de Medicina de Innsbruck ha identificado a Christian Alfonso Rodríguez Telumbre, uno de los 43 desaparecidos en septiembre de 2014.

Entonces la esperanza y la luz resurgieron entre los padres; a pesar de que Andrés Manuel López Obrador en campaña se había comprometido con ellos a hacer justicia y había refrendado su compromiso ostentando ya el cargo, no veían resultados.

La tranquilidad y la confianza retoman evidentemente el cauce.

Cuando, el 6 de diciembre de 2014, se informó que el Equipo Argentino de Antropología Forense informó que parte de los restos estudiados coincidieron con las muestras de ADN de Alexander Mora, uno de los 43 desaparecidos, los padres rechazaron el dictamen y advirtieron que seguirían reclamando la presentación no de 42, sino de los mismos 43.

Y así lo han hecho.

Ahora han tomado de manera distinta la revelación relacionada con Alfonso Rodríguez Telumbre. No aceptaron, pero tampoco rechazaron. Agradecieron que la información se les haya hecho llegar a ellos y que no tuvieron que enterarse por los medios, como en el anterior sexenio solía hacerse.

Desde luego, así parezca que lleva buen rumbo, el caso habrá que tomarse con reservas mientras no haya tras las rejas ningún funcionario y gobernante implicados en los hechos. n