Fuerza y atropello

Escrito por  Jul 17, 2020

Es entendible la aspiración de los trabajadores municipales de que el Ayuntamiento absorba el pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR) correspondiente a la prima del primer periodo vacacional.

Por una parte, a nadie le gusta que le descuenten de su salario, y por otra, los ingresos nunca son suficientes para satisfacer las necesidades de la casa. Es entendible.

Mas no es justificable que los trabajadores, afiliados a las secciones 19, 24, 56, 27 y 35 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (Suspeg), bloqueen durante seis horas una de las principales avenidas de la ciudad para obligar a la autoridad a sentarse a “negociar”, es decir, sentarla para obligarla a que diga que sí.

Líderes sindicales hacen alarde de poder para atropellar los derechos de toda persona que transita por la avenida.

Ni dirigentes ni trabajadores se fijan por un momento en que están violando la ley.

A ellos lo que les importa es que no les descuenten. Si para conseguirlo tienen que fastidiar a los porteños, pues adelante. Al fin que en un gobierno que se precia de demócrata, detener a los infractores y aplicarles la ley se interpreta como represión. En consecuencia, nunca pasa nada, así los inconformes por lo que sea pateen los derechos de la gente.

Quieren que nos repriman, dirán los transgresores. No. Nada de eso. Nada más se trata de aplicar la ley.

Se trata de que unos respeten y los otros hagan respetar.

¿Cuesta mucho entenderlo?

¿Cómo puede ser que esos cientos de burócratas colocados en diferentes áreas de poder del ayuntamiento, dedicados a hacer respetar leyes, reglamentos, salgan de su entorno a pisotear los derechos de los demás en busca de beneficios personales?

La exigencia es improcedente. Es una ley fiscal que cada contribuyente tiene que cumplir.

Pero ni líderes ni sindicalizados saldrán con las manos vacías; tan es así que ya advirtieron que si la alcaldesa no platica con ellos, radicalizarán las medidas de presión.

Fue el aviso.

El principio de la ilegalidad. n