Covid-19, anillo al dedo

Escrito por  Ago 19, 2020

Sí hay dependencias gubernamentales –e incluso gobiernos– que habiendo descuidado algunas responsabilidades antes de la pandemia, aprovecharon para echarlas al olvido, considerando que su omisión no sería notoria porque todos estaban enfocados en el ataque del virus.

El Covid-19 les vino, pues, como anillo al dedo. Se habló ya en este espacio, por ejemplo, de la Secretaría de Turismo estatal, que se echó a dormir aprovechando la paralización de la actividad turística y cuando despertó y quiso aparentar que estaba trabajando, sacó de sus archivos un mamotreto de promocional cuya difusión le valió una rechifla a nivel nacional, incluyendo la crítica del gobernador Héctor Astudillo Flores.

Otros que han aprovechado la pandemia son los ayuntamientos, que evidentemente han enviado al archivo muerto la tarea de certificar a sus policías.

En la sesión ordinaria del Consejo Estatal de Seguridad Pública de Guerrero, realizada el pasado 13 de agosto, el secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Leonel Cota Montaño, levantó la mano al gobierno del estado. Dijo que los policías estatales han mejorado la capacidad operativa, así como el número de elementos.

No les fue igual a los ayuntamientos. El gobernador pidió a los ediles tener el compromiso establecido en la Reforma Constitucional para la creación de la Guardia Nacional, referente a la certificación y el mejoramiento de sus cuerpos policiacos.

Es decir, los alcaldes siguen sin cumplir. Insistentes han sido los llamados del mandatario en el sentido de realizar la certificación, pero, pese al subsidio recibido, han sido omisos.

Por eso, cuando en diciembre reciente el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que exhibiría a gobernadores que no cumplieran con el combate a la inseguridad, Astudillo Flores apuntó que debería aplicarse la misma medida a los alcaldes incumplidos.

De ser así, no habría uno solo que en Guerrero se salvara.