Imprimir esta página

¿Legalidad o anarquía?

Escrito por  Mar 08, 2021

Insistentes hemos sido en este espacio respecto a que no se justifica reclamar el cumplimiento de derechos mediante procedimientos que perjudican a terceros, así como indebido es utilizar la ilegalidad para exigir legalidad.

Si, como suelen pregonar los gobernantes, el de México es un estado de derecho, es decir que es un Estado cuyo poder y cuya actividad están regulados y garantizados por ley, imprescindible resulta para que ello no sea un slogan político, sino una realidad, que predomine el cumplimiento de la ley para que haya paz, tranquilidad y justicia.

En este contexto, si los responsables de aplicar la ley no hacen su tarea satisfactoriamente, preciso sería retirarlos del cargo; y si son las instituciones las que no están adecuadas a los tiempos actuales, conveniente sería cambiarlas o modificarlas, pero si los responsables de procurar justicia cumplen su cometido y las instituciones responden a las necesidades de la sociedad, necesario es apegarse a sus designios, veredictos y sentencias.

Ahora bien, si el asunto es político, funciona una autoridad electoral que se encarga de ventilarlos y colocarlos en su verdadero sitio.

Por consiguiente, no es aceptable hacer a un lado ninguna de las leyes y dar a los problemas otros cauces, y menos aún si incluyen la violencia, para imponer la voluntad de algunos grupos, provocando la ilegalidad y con ello la anarquía.

Porque si a los procedimientos ilegales se diera validez, serían los grupos generadores del caos los únicos beneficiados, pues para alcanzar su cometido bastaría fabricar de la noche a la mañana campañas de desprestigio montadas en la ilegalidad. n