Administración sin resultados

Escrito por  Mar 12, 2021

Delicado señalamiento es el del regidor de filiación morenista Hugo Hernández Martínez en el sentido de que en la actual administración de Acapulco no se ha aprobado y puesto en vigor el Reglamento de Austeridad y Ahorro, lo que atribuyó a falta de voluntad política.

La acusación del edil adquiere mayor gravedad en el momento en que responsabiliza a la presidenta de la Comisión de Gobernación, la síndica, Leticia Castro Ortiz, de no haber elaborado el dictamen del reglamento para que sea votado por el pleno, no obstante que el documento se presentó hace un año y cuatro meses.

Resulta que, por un lado, son frecuentes los lamentos en el cabildo de que los recursos del ayuntamiento resultan insuficientes para cubrir las necesidades más elementales del gobierno, en tanto por otro se ha descuidado este tipo de acciones que ayudarían a aprovechar de mejor manera el dinero.

No es esa la única acción que, con miras a mejorar la administración municipal, se ha desatendido.

Baste recordar aquel programa de reingeniería administrativa planeado en junio de 2020, entre cuyos propósitos figuraba dar de baja a más de 500 trabajadores municipales; desaparecer 265 de las 805 unidades administrativas, como secretarías, subsecretarías, jefaturas y direcciones, lo que conllevaría a liquidar a 530 empleados de lista de raya y supernumerarios.

Incluía, del mismo modo, disminuir los sueldos de los cargos más altos y jubilar 80 policías municipales que ya están incapacitados para operar por su avanzada edad.

Otro de los planes que no ha ido más allá de las palabras, en tanto la crisis económica asuela al municipio, es el tan pregonado rescate técnico y financiero de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco, hace tiempo declarada en quiebra.

Se había venido vendiendo la idea a la población de que el gobierno de la República ejecutaría el tan anhelado rescate, pero inesperadamente se metió en el baúl del olvido a seis meses de que concluya la actual administración.

Y todavía tienen la valentía de hablar de que los recursos no alcanzan, en tanto el cuerpo edilicio privilegia el enfoque de la atención a engarzarse en disputas internas de los grupitos que con tanto empeño han formado para sacar el mejor provecho.

Si no es así, que muestren los regidores los resultados de su trabajo en beneficio de Acapulco. n