Toman nota de la violencia

Escrito por  Abr 28, 2021

El hecho de que la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz haya “tomado nota” de la reciente quema de locales en mercados de Acapulco, ¿debería suponer que con ello los porteños pueden estar tranquilos, confiados en que, después de esa medida, nada ocurrirá que altere su de por sí estropeada paz?

La delincuencia ha dejado sin palabras al gobierno.

Nada de lo que la autoridad diga puede tranquilizar a la gente.

Nada es creíble. Confiable, menos.

Qué quieren decir  con el galimatías ese de que “ya se están preparando las estrategias adecuadas para poder prevenir y combatir esta situación”?

Si ya saben cómo prevenirlo, ¿por qué no lo han hecho?

¿Esa estrategia implica resguardar todos los mercados de Acapulco?

Dicen que “con los operativos que se están programando en las zonas donde se han suscitado estos hechos violentos vamos a lograr el objetivo: inhibir el delito”.

¿Nada más en las zonas donde ocurrieron los incendios?

¿Y los demás sectores del puerto quedarán desprotegidos?

Porque sabido está que si el gobierno concentra su vigilancia en un área, la delincuencia ataca en otra.

Incluso, suele suceder que golpea en un lugar para que acudan todas las fuerzas policíacas y militares, como sucede, y al mismo tiempo ataca en otra distinta.

En el mismo ámbito gubernamental se acepta que las fuerzas de seguridad operan en desventaja desde el momento en que los delincuentes saben dónde se encuentran aquellas, hacia dónde se mueven, por dónde van pasando.

Saben si se trata de policías o militares, o un combinado de ambos; si son pocos o muchos.

Disponen de la información clara, precisa y suficiente para atacar en el momento oportuno al sitio o a las personas que previamente han seleccionado.

En contrapartida, los representantes de la ley cuentan con la información de dónde se esconden, sus áreas de operación, quiénes son, conocen a sus cabecillas, pero no los molestan.

No es invención. Ni imaginación. Tampoco suposición. Reportes detallados con abundantes datos de todo tipo han publicado los responsables de la seguridad al respecto.

¿De qué les sirve toda esa información?

Unos la utilizan para sus propósitos delictivos, en tanto otros la usan para consumo propio, para abultar sus archivos, sin sacarle beneficio alguno para la sociedad.

¿Sirve de algo que la Mesa de Coordinación sesione todos los días? n