¿Llegamos al semáforo verde?

Escrito por  May 21, 2021

No puede ser de otra manera.

Seguramente el “anuncio importante respecto al cambio de semáforo epidemiológico” hecho por el gobernador Héctor Astudillo Flores para este día consistirá en que Guerrero pasa a semáforo verde.

Durante las últimas semanas ha prevalecido el semáforo amarillo, y la tendencia de contagios, hospitalizaciones y defunciones ha venido a la baja en lo general.

El cambio, de aplicarse, no será de ninguna manera motivo para echar las campanas a vuelo.

Es importante sobre todo porque se ampliarán los horarios de funcionamiento de negocios, lo mismo que el aforo de personas a los mismos, lo que impulsará de algún modo la reactivación económica.

No obstante, eso de ninguna manera significa arrojar al cesto de la basura las medidas sanitarias.

Habrá modificaciones en este sentido, y habrá que respetarlas.

Mientras haya un caso de Covid-19 estará presente el peligro de infección.

Todavía van para largo el cuidado y las prevenciones.

Incluso, algunos expertos prevén que el cubrebocas llegó para quedarse.

A partir del lunes, si llegamos al semáforo verde, la autoridad aflojará un poco en la recomendación, circunscribiendo su uso –podría ser– a las reuniones en espacios cerrados y concentraciones públicas, pero no desaparecerá.

Pudieran prolongar el saludo de persona a persona, prohibiendo el contacto físico.

Y así por el estilo.

Pero no nos libraremos tan fácilmente del virus.

Entre los más entusiastas con el cambio podrían encontrarse los dueños y trabajadores de restaurantes y bares, que han sido los más castigados por las autoridades, cuyas clausuras las han abanderado para difundir la idea de que están vigilantes de los protocolos sanitarios, en tanto con otros establecimientos, como los hoteles, han actuado de manera tolerante.

El transporte, considerado oficialmente uno de los dos focos de más contagios –el otro son los hospitales–, ha gozado de igual tratamiento: intocado en todo momento.

En este caso, aforos y horarios han tenido un manejo teórico.

Es de esperarse que la población toda, si ha de asumir el arribo del semáforo verde como un día de fiesta, lo haga sin apartarse de las medidas sanitarias que siga recomendando la autoridad de salud, las que, junto con la vacunación, han sido determinantes para someter, que no vencer, al virus. n