Vientos de cambio

Escrito por  Jun 07, 2021

Si bien el relevo de poder formal ocurrirá en octubre, desde hoy Guerrero comenzará a vivir movimientos en la administración pública estatal, en los que tenga que ver el equipo ganador de las votaciones de ayer.

Sucederá, en fecha próxima, la integración de equipos del actual y del próximo régimen, que se encargarán de organizar la entrega de una administración ordenada y sin sobresaltos.

Ninguna duda cabe de que el gobierno entrante hallará en el actual total cooperación y voluntad para que todo se lleve a cabo de manera transparente y armoniosa.

Si bien el gobernador Héctor Astudillo Flores milita en el PRI, un partido diferente al ganador de las elecciones de ayer, es un hombre institucional, que se ha caracterizado por su trato suave y caballeroso, alejado de la confrontación.

Prueba irrefutable de ello ha sido la buena relación sostenida con el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien en más de una ocasión le reconoció y agradeció su colaboración con el gobierno federal.

Varios fueron los gobernadores que escogieron un camino diferente al de López Obrador; Astudillo Flores ha antepuesto los intereses de Guerrero y ha buscado el entendimiento sin caer en la pasividad o el entreguismo.

Ni se ha puesto con Sansón a las patadas, ni ha aprovechado su posición para golpear o someter al de menor peso.

En más de una ocasión, la alcaldía porteña le ha arrojado al paso cáscaras de plátano que el mandatario ha evadido, y ha optado por la prudencia.

Al menos públicamente, no ha trascendido que haya tenido alguna fricción con algún alcalde.

Tomando en consideración estos hechos, es una afirmación fundamentada la de que en la entidad habrá una transición pacífica, ordenada y armoniosa.

De hoy a octubre, es de esperarse que el cambio se lleve a cabo en los mejores términos, considerando también que la ganadora de la elección, Evely Salgado Pineda, es una mujer sana, más deseosa de empezar a trabajar por el bien de la entidad que en armar pleitos, consciente de que la campaña quedó atrás y es hora de sumar. n