Capama: incentivo a la quiebra

Escrito por  Jun 15, 2021

Aunque suene a aberración, a veces la incongruencia tiene sitio de honor en la función pública.

Dicho con otras palabras: en la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama) oyen el temblor y no se hincan.

Aunque está en quiebra técnica y financiera, declaración que sus mismos funcionarios le han conferido de manera reiterada para que no haya dudas, 21 ex funcionarios recibieron un bono por más de un millón 115 mil pesos.

Aunque la paramunicipal está hundida, el bono, según explicación de su ex director general Leonel Galindo González, “es legal”, corresponde a 2020 y es por concepto de “productividad”.

Si la Comisión hubiera superado su estatus de empresa basura, podría entenderse que incentivaran a sus funcionarios, pero lejos de ello, sus problemas económicos empeoran.

Otro punto: Galindo González sostiene que el bono fue incluido en el presupuesto del ejercicio fiscal 2020 (cuando tenía rato ya arrastrando la bancarrota); incluso, afirmó, hay actas firmadas el 12 de diciembre por los integrantes del Consejo de Administración de Capama, en las que se consideró ese recurso.

Hace varios días ya que el exfuncionario formuló esas declaraciones, sin que lo desmintiera algún integrante del Consejo de Administración, que encabeza la alcaldesa Adela Román Ocampo, lo que mueve a pensar que efectivamente son ciertas.

El regalazo a la “alta productividad” hecho por el Consejo de Administración habría pasado inadvertido de no ser por el contralor municipal, Francisco Torres Valdez, quien lo hizo público advirtiendo que es ilegal.

Tal vez la Comisión de Hacienda del cuerpo edilicio del ayuntamiento porteño se zafe del embrollo alegando que Capama es un organismo autónomo y, por tanto, se rige de modo independiente a la comuna; no obstante, habrá que decir que en el Consejo de Administración ocupan sendas sillas la presidenta municipal y algunos regidores, además de representantes de asociaciones civiles, que, al guardar silencio, se convierten en cómplices de los depredadores.

¿Será este tipo de mafias al que la actual administración municipal ha hecho referencia desde su comienzo y respecto a la cual indicó que ya se le tenía ubicado y que ya sabían qué hacer, pero nunca la tocaron?

Si es el Consejo de Administración quien auspicia estos desórdenes que hunden más a Capama, ¿quién se encargará de meter orden? n