Piso disparejo

Escrito por  Ago 30, 2017

Resulta evidente que la administración estatal tendrá que pagar a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) los 13 mil millones de pesos por concepto de pago de Impuesto Sobre la Renta, que gestiones anteriores omitieron cubrir en su momento.

Ya la autoridad estatal dio a conocer que el gobierno federal no está dispuesto a condonar la deuda y que, por lo tanto, no queda más que acordar los mecanismos para cumplir con esa responsabilidad, a la que debieron hacer frente otros gobiernos.

Deja entrever la administración actual un dejo de resignación y proyecta todo el ánimo y la mejor disposición de sacar adelante esa situación, así no le corresponda dicho adeudo.

No obstante, en ningún momento se ha mencionado que se haya hecho o se esté llevando a cabo lo conducente a efecto de que los responsables de los gobiernos que dejaron ese pendiente, asuman su responsabilidad.

Cuando de particulares se trata, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público  actúa con toda puntualidad contra los contribuyentes que incumplen con el pago del ISR; aunque no deja de sorprender que haya pasado por alto exigir a quienes tocó hacer la declaración correspondiente y sea ahora que esté presionando a los responsables del gobierno actual.

Independientemente de ello, los responsables de fiscalizar el uso de los recursos debieron necesariamente detectar esta anomalía y exigir que se corrigiera en tiempo y forma, pues en algún lugar o en algún bolsillo personal debieron quedar esos 13 mil millones de pesos, que se adeudan al fisco y al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado.

Es de extrañarse que la Auditoría Superior de la Federación no haya intervenido en el caso, y si lo hizo se encargó de guardar silencio.

A principios de la actual administración estatal se habló de un déficit de 18 mil millones de pesos; tampoco se toca ya el tema; se desconoce si las dependencias fiscalizadoras estén trabajando al respecto.

Recientemente se dio a conocer que la administración que terminó Rogelio Ortega Martínez reportó carreteras como terminadas sin que se hubieras construido; tampoco se sabe si se está investigando.

Lo que sí está a la vista es la complicidad de funcionarios y gobiernos para impedir que toda la podredumbre salga a flote y evitar que los responsables sean castigados. n