Revanchismo estéril

Escrito por  Sep 19, 2018

El presidente del comité estatal del partido Movimiento Ciudadano (MC), Luis Walton Aburto, aseguró haber interpuesto una denuncia ante la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y la Auditoría Superior del Estado (ASE) contra el ayuntamiento de Acapulco, que encabeza Evodio Velázquez Aguirre, por la supuesta desviación de alrededor de mil millones de pesos que, asegura, dejará como deuda pública a la próxima administración.

Está en su derecho el ex presidente municipal de Acapulco de proceder como dice que lo ha hecho; ni duda cabe.

Nada extraña el anuncio, pues durante toda la administración municipal actual ha estado vertiendo señalamientos en contra, probablemente derivados de las declaraciones que en algún momento emitió Velázquez Aguirre, que en nada favorecían al ex primer edil.

Lo que sí extraña es que Walton Aburto está procediendo contra Evodio Velázquez como no lo hizo respecto a su antecesor, Manuel Añorve Baños, de quien dijo en no pocas ocasiones que saqueó las arcas municipales, dejando en ruinas el ayuntamiento.

Fue insistente en exhibir públicamente a Manuel Añorve, mas repentinamente guardó silencio; posteriormente trascendió en el medio político que Añorve lo frenó de alguna manera, versión que nunca se confirmó, pero lo que quedó muy en claro es que nunca Walton Aburto volvió a acusar a su adversario, y ninguna autoridad investigó, ni informó cómo se entregó realmente el ayuntamiento porteño.

 No es la idea defender en este espacio al alcalde Velázquez Aguirre; si el señor incurrió en algún ilícito, las autoridades correspondientes deberán hacer su trabajo, haya o no denuncia de Walton Aburto o algún otro personaje o grupo.

Es función tanto de la ASF como de la ASE fiscalizar el uso de los recursos públicos manejados en este caso por el ayuntamiento; por consiguiente, si descubrieran alguna irregularidad y fincan responsabilidad al responsable, ningún particular deberá atribuirse la victoria.

Se aplaudiría tal vez la postura del dirigente de Movimiento Ciudadano si su actuación no tuviera a todas luces sesgos de revanchismo y si el líder no se condujera de manera contradictoria.

Por una parte, dobló las manos sobre sus acusaciones en torno a su antecesor, pero por otra se lanza con todo su peso político contra su sucesor, probablemente para vengarse de los señalamientos que le ha hecho.

Duele mucho a Walton que Evodio lo haya responsabilizado de entregar un ayuntamiento maltrecho, pero no le dolió que le hayan entregado, como dijo, el municipio en ruinas.

Cuando recibió dio marcha atrás y aguantó la carga; ahora que ni recibe ni entrega se lanza con todo. n