Capama, caos y bancarrota

Escrito por  Oct 23, 2018

Si mal ha andado la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama), mal sigue, pues en cuanto Mario Pintos Soberanis fue designado director general se puso en entredicho la legalidad del nombramiento.

De por sí, Pintos Soberanis prácticamente entró con calzador: cinco votos a favor, una abstención y tres en contra, del consejo de administración de Capama, lo que, legal o ilegal, le causará contrapeso en la toma de decisiones.

A poco de que se dio a conocer la designación, Victoriano Sánchez Carbajal, abogado de profesión, escribió así, textual, respetando puntos y comas, en Facebook: “La designación del nuevo Director General de CAPAMA, incumple la Ley de Aguas para el Estado Libre y Soberano de Guerrero numero 574, toda vez que de la simple consulta a datos del Sistema de Cédulas Profesionales de la SEP en Internet, nos podemos percatar que la profesión del designado es Lic. en Economía, de la Universidad Autónoma de México con número de cédula 0375191 infringiendo la fracción III del Articulo 54 de la Ley en relación non el numeral 1, toda vez que para ser afin requeriria su perfil profesional tener relación con el suministro de agua potable, drenaje, alcantarillado y disposición final de residuos, además de la.experiencia a que se refiere la fracción IV articulo 54 respectivo”.

Remató: “A menos que con la.ley en la mano se me demuestre lo contrario. Atte. Lic. Victoriano Sanchez Carbajal”.

Por su parte, en su primera conferencia de prensa, Pintos Soberanis no hizo más que confirmar lo que por todos es conocido: “Actualmente Capama enfrenta una quiebra en los aspectos técnico, financiero y social, siendo esta última muy preocupante debido a que la mayor parte de la gente no tiene agua, como es el caso de la zona Jardín en sus tres secciones”.

Dio a conocer que para que el organismo operador pueda salir adelante se requiere del trabajo en conjunto de los tres niveles de gobierno; por lo que anunció que el próximo jueves acompañará a la presidenta municipal, Adela Román, a una reunión con la Conagua a la que asistirá también el director general de la Comisión de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento del Estado de Guerrero (Capaseg).

Es sano y deseable que, en lo que a la cuestión económica se refiere, Román Ocampo no olvide demandar ante el Congreso local dar seguimiento al faltante de los 194 millones 577 mil 346.98 pesos detectado por la Auditoría Superior del Estado (ASE) en el ejercicio fiscal de 2016.

Igualmente sano sería que ASE se encargara también de auditar los ejercicios fiscales de 2017 y 2018, y que procediera de acuerdo con los resultados.

Los saqueos en Capama son ya una tradición inviolable, coronada por la complicidad y la impunidad, en lo que mucho han tenido que ver los consejos de administración, encabezados por el alcalde en turno. n