Policía cuestionada

Escrito por  Dic 05, 2018

No se entiende cómo, siendo Acapulco un municipio con altos índices de violencia, tiene una policía municipal cuestionada, sujeta a investigación por presuntos nexos con el crimen organizado y paralizada.

En reunión con diputados federales, la alcaldesa Adela Román Ocampo declaró que en el anterior gobierno, la policía municipal se había convertido en el brazo armado de la delincuencia organizada y utilizaba los operativos para secuestrar y asaltar a la población.

Preciso es hacer hincapié en que el 25 de septiembre pasado, el Grupo de Coordinación Guerrero tomó la Secretaría de Seguridad Pública, retuvo a los policías y detuvo a dos mandos policiacos que contaban con órdenes de aprehensión por el delito de homicidio.

Hace unos días, la Federación entregó credenciales para un grupo de policías a los que, según se informó, se les daría arma sólo para que participaran en operativos.

 La alcaldesa reportó que dos de los policías municipales se separaron de la corporación y el resto está sujeto a investigación.

La incongruencia, la confusión y quizá hasta la desinformación, permean en el caso.

No queda claro cómo, estando la policía convertida en el brazo armado de la delincuencia, solamente había orden de aprehensión contra dos mandos; al resto de los agentes los retuvieron y no obstante que, como dice la primera autoridad municipal, hacían operativos para secuestrar y asaltar a la población, el GCG los liberó, y volvieron a la corporación.

Ahora bien, no es entendible cómo, habiendo transcurrido 70 días desde la incursión del GCG en la SSP, todavía no se determina la culpabilidad o inocencia –Adela Román los declaró culpables–, de los policías, que no están a disposición de ninguna autoridad, sino concentrados en la corporación.

Otra: ¿cómo está eso de que dos policías se separaron? ¿Qué no están sujetos a investigación?

Si los uniformados secuestraban y asaltaban, deberían estar a disposición de la Fiscalía General del Estado y sujetos a proceso.

El caso es que el municipio más importante del estado dispone de una policía que no funciona, porque está concentrada en el cuartel mientras se le investiga, y los pocos agentes confiables sólo actúan en operativos, mientras la delincuencia retoza gustosa derramando sangre y sembrando el pánico. n