Poder intocable

Escrito por  Ene 26, 2019

Algo viene ocurriendo en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ), y quien debería darse cuenta prefiere cerrar los ojos y taparse los oídos.

La emisión de la convocatoria para designar jueces ha provocado que se acentúe la inconformidad en torno a la manera en que se lleva a cabo el procedimiento.

Este día 21, el Foro Guerrerense de Abogados demandó que el Consejo de la Judicatura del Estado de Guerrero lleve a cabo un proceso sin nepotismo en la selección de 12 jueces de control y enjuiciamiento penal.

Perla Maldonado Rodríguez, la presidenta del foro, declaró que lat convocatoria fue diseñada para beneficiar a familiares y amigos y que es posible que se repita lo que sucedió en el proceso anterior. “En 2014 se realizó una simulación porque antes de la convocatoria ya habían seleccionado a los jueces”, acusó la dirigente.

Se manifestó, en consecuencia, por la emisión de una convocatoria para concurso interno, en cuyo proceso se privilegien la carrera judicial y los conocimientos que tienen quienes aspiran a los puestos, de acuerdo con los artículos 163 de la Constitución Política del estado y 65 de la Ley Orgánica del Poder Judicial y del Reglamento del Sistema de Servicio de Carrera Judicial. Se trata, dijo, de que los seleccionados provengan del servicio judicial de carrera, lo cual la actual convocatoria no señala.

Maldonado Rodríguez ha encabezado desde hace tiempo una lucha contra irregularidades al interior del Tribunal Superior de Justicia. Como resultado, sus funcionarios emprendieron diversas acciones en su contra que terminaron en su despido del Poder Judicial.

 Este jueves 24, por otra parte, abogados de Chilpancingo, miembros del Frente Nacional de Abogados Democráticos (FNAD), reprobaron que el Poder Judicial del estado trabaje de manera muy lenta y sólo imparta justicia en dos de cada 10 casos que llegan a los tribunales.

Encabezados por su dirigente, Carlos Marx Barbosa Guzmán, dijeron que el 10 de enero pasado enviaron un oficio al presidente del TSJ, Alberto López Celis, para expresarle su malestar porque “se está violando uno de los más importantes principios fundamentales, que es impartir justicia de manera pronta, expedita e imparcial”. López Celis nunca contestó.

Es de suponerse que, como órgano del Poder Judicial del estado con independencia técnica y de gestión que tiene a su cargo la administración, la vigilancia y la disciplina del Poder Judicial, correspondería al Consejo de la Judicatura atender este tipo de inquietudes; sin embargo, todo intento de los profesionales de las leyes por ser escuchados se estrella contra la indiferencia sencillamente porque el presidente del Consejo de la Judicatura es el mismo presidente del TSJ, que hace las veces de juez y parte. n