Lección de democracia

Escrito por  Mar 05, 2019

Con todo y que las palabras que pronunció el presidente Andrés Manuel López Obrador el sábado en Chihuahua fueron por sí mismas sorprendentes, de seguro que los más desconcertados fueron muchos de los seguidores que tiene, por lo visto, en todos los estratos académicos y en todo el territorio nacional.

“Merecen más respeto los opositores que los abyectos”, dijo el Presidente. La sentencia trae en seguida a la imaginación a aduladores que incluso están ubicados ahora mismo en posiciones estratégicas del Estado, algunos de ellos antiguos compañeros de viaje y otros que se le han acercado recién a partir de que resultó el vencedor en la elección del año pasado, o de que asumió la Presidencia de la República, y que se esfuerzan por parecer más lopezobradoristas que, incluso, el mismo López Obrador.

El Presidente sabe por experiencia propia lo que es estar en la oposición; lo que es tener frente a sí a un adversario poderoso. Y por eso sabe que es preferible un opositor leal que señala con honradez lo que no le parece correcto, a un zalamero servicial que todo le aplaude.

En política, como en la vida cotidiana, nadie llega muy lejos apabullando al contrincante, dando portazos, insultando o amenazando. Pero, para quienes creen que sí, sugirió: “nada de odios, nada de rencores; tenemos que unirnos todos para sacar adelante a nuestro querido México”.El Presidente trataba de aplacar a la multitud que asistió al acto que encabezó en aquel estado y que, como ya se ha hecho costumbre, abucheaba al gobernador Javier Corral. Pidió respeto para el mandatario en terminos más enérgicos que en otras ocasiones con otros gobernantes; pidió respetar a todas las autoridades, con más razón si fueron legitimadas por el voto popular, pues “cuando elige el pueblo se tiene que respetar a la autoridad”.

Dijo que los demócratas “podemos tener diferencias porque eso es la democracia; es pluralidad, no es pensamiento único”. De seguro lo decía por el gobernador que estaba junto a él, pero bien podía referirse a todos los ciudadanos y, en particular, a quienes gobiernan el país.

Luego acotó: “ninguna represalia; nada de que el gobernador está cuestionando al Presidente y que por eso Chihuahua va a desatenderse”.

Una cátedra de pensamiento democrático y republicano. n