Diputados incendiarios

Escrito por  Mar 21, 2019

Hasta cierto punto, es comprensible la fogosidad, la vehemencia y el ímpetu de quienes resultaron elegidos representantes populares el pasado 1º de julio, sobre todo los postulados por Morena, que obtuvo mayoría absoluta en las dos cámaras que constituyen el Poder Legislativo federal de nuestra república.

No es para menos; en amplias capas de la población había y persiste un sentido de urgencia extrema, de viva expectación, ante el rumbo que ha tomado el país de manera tan abrupta desde que el gobierno de Miguel de la Madrid decidió abrir las puertas al neoliberalismo y todos sus costos sociales.

En pocos meses los mexicanos y los observadores extranjeros han sido testigos de propuestas a cual más descabellada, que para fortuna de todos no han llegado a materializarse, no obstante lo cual han cimbrado la economía y el sistema financiero: como aquella de apretar los controles sobre las firmas calificadoras del desempeño económico del gobierno y del país –que ese día elevó el dólar a los 19.95 pesos–, o la de poner límite unilateral a las comisiones bancarias, que llevó a las acciones de los bancos a caer con estrépito en la bolsa de valores.

El pasado lunes, el diputado federal morenista de Guerrero Rubén Cayetano García reveló en entrevista su iniciativa de reforma para posibilitar la incursión en embajadas y consulados en territorio mexicano para buscar a desaparecidos, porque, argumenta, la búsqueda debe salir de las bases de datos e ir al campo.

Se trata de un despropósito y se nota que quien lo propuso no tiene idea de lo que es el entramado de leyes y tratados que regulan las relaciones internacionales para la coexistencia pacífica, que nuestro país ha signado con el resto del mundo. n