Las dos caras de la moneda

Escrito por  Mar 22, 2019

La presidenta municipal de Acapulco, Adela Román Ocampo, no debiera interpretar como del todo negativo el hecho de que su antecesor, Evodio Velázquez Aguirre, haya hecho un mal papel.

Resumió que el nuevo gobierno emanado de Morena encontró un Acapulco endeudado, convertido en líder nacional en pasivos, ahogado en la oscuridad, inseguro, rehén de grupos delincuenciales y, sobre todo, sucio con alerta sanitaria; una administración llena de problemas, económicos, financieros y demandas de acredores.

Visto así representa un cuadro aterrador; el lado constructivo proyecta la oportunidad para que la alcaldesa brille en su desempeño corrigiendo cada desperfecto y remontándolo.

Si recibió una ciudad muy sucia tendrá la oportunidad de resolver el problema, convertir la recolección de desechos en un servicio de calidad y entregarlo así a su sucesor.

Igual con al aspecto administrativo de la alcaldía; la reingeniería que ha comenzado le permitirá poner orden; el servicio de alumbrado público, deficiente desde siempre, sobre todo en colonias populares y aun en algunas zonas del centro de la ciudad, constituye una excelente oportunidad para hacer justicia a la población que paga el derecho –que no impuesto– de alumbrado público (DAP) sin recibir en la mayoría de los casos el beneficio correspondiente.

Son tantos los problemas que flagelan a la ciudad que la alcaldesa tiene en cada uno de ellos la oportunidad de lucirse.

Si hubiera recibido un Acapulco reluciente, ordenado y con una economía boyante, habría ocasión para mejorarlo en muchos aspectos desde luego; pero el punto no es “si hubiera”, sino la realidad es la que se impone y en base a ello tendrá que trabajar.

Es de suponerse que Román Ocampo ya sabía en qué condiciones recibiría el municipio; luego entonces la mejor opción es hacer a un lado la queja y entregarse a fondo a resarcir daños y elevar la calidad de vida de los acapulqueños.

Al final de cuentas, podría maldecir a Velázquez Aguirre por el destrampe que le entregó, pero también bendecirlo porque le heredó tanto problemas que si bien es cierto que la pondrán a prueba, no menos cierto es que son la vía para transformar el desastre en un gobierno de primera categoría.

De otra manera, ¿dónde encontraría material para la Cuarta Transformación del municipio? n