La UAGro emplaza a la FGE

Escrito por  Jun 18, 2019

Tan tensa e irritante debe ser la situación en la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) en torno a la inseguridad, que el rector Javier Saldaña Almazán levantó la voz para exigir a la Fiscalía General del Estado (FGE) resultados de las investigaciones sobre el caso de los tres universitarios asesinados la semana pasada.

Advirtió que, de no tener respuesta en los próximos tres días, la “Universidad podría iniciar movilizaciones”.

La violencia ha alcanzado tales niveles en la máxima casa de estudios de la entidad que, si el rector no responde adecuadamente a las circunstancias, correría el riesgo de ser rebasado por los universitarios.

Contrariamente a otros rectores que funcionaron alejados y hasta confrontados con el gobierno, asidos a la idea de que universidad y sector oficial no podían convivir sin lesionar la autonomía, Saldaña Almazán ha sido muy cuidadoso en su relación con los tres ámbitos gubernamentales y demás sectores de la población, manejando la idea de que universidad, gobierno y sociedad son una sola entidad que deben empujar juntos en una misma dirección: el desarrollo de la entidad.

En consecuencia, su trato con los demás ha sido de respeto y hasta de cordialidad; ningún rector ha figurado tanto como invitado de honor en actos obviamente de universitarios, pero también del gobierno, que, en respuesta, le ha brindado su apoyo.

Saldaña Almazán ha recurrido al Ejército para que vigile las instituciones dependientes de la universidad, para garantizar la seguridad de maestros, estudiantes y trabajadores administrativos, obteniendo respuesta positiva.

Por eso mismo, no deja de sorprender que, prácticamente, está emplazando al fiscal Jorge Zuriel de los Santos Barrila a dar resultados en el caso de los universitarios asesinados.

Ha sido la incapacidad de la FGE para cumplir su responsabilidad la que movió al rector ha asumir una actitud de exigencia, que es exactamente la misma de la sociedad, harta ya de tanta impunidad.

Es de esperarse que la Fiscalía se ponga a trabajar con efectividad y no vaya a salir con sus chivos expiatorios, como ha ocurrido en situaciones en que algunos grupos de la población la han presionado para que aplique la justicia, cuya ausencia constituye una característica de Guerrero. n