Ahora, prepararse para lo que viene

Escrito por  Ago 09, 2019

Para bien de los guerrerenses, el gobernador Héctor Astudillo Flores mantiene su postura de no entrar en conflicto con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En la crisis derivada del programa de fertilizante gratuito, ha tenido el suficiente cuidado de no golpear la figura presidencial. Si bien se ha inconformado en varias ocasiones contra las irregularidades, ha enfocado sus observaciones sobre los responsables del reparto.

Este martes 6, al vencer el plazo para la entrega del insumo, declaró sin rodeos que el programa no cumplió las expectativas, y responsabilizó de ello a los operadores del reparto, respecto a lo cual acusó que se impuso la insensibilidad, la ausencia y la falta de planeación y compromiso.

Eso sí, pidió a la Federación preparar un programa alimentario emergente, en previsión de los daños que pudieran causar las fallas del reparto. No llegó a vaticinar en ningún momento que vaya a haber hambruna. Muy delicado habría sido hacerlo.

Ayer, con relación a los bloqueos en el país, incluido, desde luego, Guerrero, puntualizó la importancia de no dejar de lado las manifestaciones de inconformidad y adelantó que buscará una respuesta pronta en caso de que la Federación o las autoridades competentes no intervengan.

Mal haría en cruzarse de brazos y dejar que todo pase, sin hacer lo que le corresponde como autoridad responsable del estado.

Hablar de lo que pasará o no resulta incierto y aventurado; lo que sí es innegable es el hecho de que el programa del fertilizante no dio el resultado que se necesita.

Ayer, el mismo López Obrador lo reconoció. “Se cometieron errores por ser el primer año;  es ensayo y error”, aceptó.

Admitir que hubo fallas ya es un buen principio para enmendarlas y tomar medidas preventivas para lo que pueda sobrevenir a raíz de los desatinos.

Falló el programa, es un hecho; arrojar culpas hacia uno y otro lado nada resolverá; ahora Federación, estado y municipios deberán organizarse para que las consecuencias de tropiezos sean lo menos destructivas. n