Imprimir esta página

Suspeg contra alcaldías

Escrito por  Ago 27, 2019

Como lo habían anunciado, trabajadores de una veintena de ayuntamientos de la entidad paralizaron labores para exigir a los alcaldes que paguen al Instituto de Seguridad Social de los Servidores Públicos del Estado de Guerrero (Issspeg) las cuotas que les han descontado por años, hecho que mantiene a la institución en quiebra.

El alcalde de Iguala, Antonio Jaimes, estuvo presente al principio de la manifestación en el ayuntamiento; afirmó que desde la primera quincena de su gestión ha pagado los 900 mil pesos que le corresponde a su gobierno entregar, por lo que su administración no tiene deuda alguna, y la existente es de administraciones pasadas.

Planteó una pregunta contundente: ¿Por qué a los gobiernos pasados no les exigieron, siendo quienes les dejaron ese problema?.

Durante años, las alcaldías han retenido las cuotas a sus trabajadores y se han quedado con ellas en vez de entregarlas al Issspeg; no obstante, no sólo los alcaldes han sido pasivos ante la irregularidad, sino también el Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (Suspeg), que agrupa a los trabajadores, al igual que el Congreso local y los directivos de la misma institución, que no han hecho lo suficiente para recuperar ese dinero.

De esta manera, unos y otros han causado que los adeudos se conviertan en millonarios y prácticamente impagables; por tanto, con esta medida de presión ejercida ayer, el sindicato coloca contra la pared a los municipios.

Así, el líder del Suspeg, David Martínez Mastache, declaró que de los 700 millones que adeudan los municipios, a Acapulco le corresponden 197 millones, pero la actual administración adeudará 87 millones más cuando concluya agosto.

Ya la alcaldesa Adela Román Ocampo levantó las manos en señal de rendición, advirtiendo que pagar los 197 millones no le será humanamente posible.

Queda claro que, ante la imposibilidad de que los municipios paguen dinero que debieron entregar administraciones pasadas, el Suspeg no tendrá más opción que negociar y buscar aparte maneras de que, en adelante, los ayuntamientos paguen puntualmente ese dinero que, al final de cuentas, no les corresponde.

Tuvo que advertir Héctor Astudillo Flores que su gobierno ya no pagará adeudos de municipios al Issspeg, para que los dirigentes sindicales salieran de su letargo y acto seguido colocaran de rodillas a los alcaldes por deudas que en su mayor parte no les corresponden. n