Tareas pendientes

Escrito por  Sep 02, 2019

A nueve meses del gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador, inseguridad y justicia siguen siendo en Guerrero las asignaturas pendientes. Si bien oficialmente se hace gala de que los asesinatos dolosos se han reducido, las desapariciones forzadas constituyen la herida que, traducida en la falta de avances, no deja de sangrar, situación que familiares de los ausentes frecuentemente reprochan a la autoridad, exteriorizando indignación y resentimiento, porque prácticamente los han dejado solos en la búsqueda.

En su primer informe, rendido ayer, López Obrador dijo que su gobierno no descansará hasta saber lo que sucedió con la desaparición de los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa, pero, habrá que precisar, no se trata sólo de 43, sino de miles y miles de desaparecidos cuya presencia reclaman familiares en Acapulco, Iguala, Chilpancingo, Chilapa y otras zonas de la entidad.

Precisamente, organizaciones sociales integradas para buscar a sus familiares, han reprochado al gobierno el hecho de que ha concentrado su atención en los 43, en tanto a los demás, consideránlo así, les resta importancia, recursos y esfuerzo.

Fueron abundantes las expresiones respecto a la inseguridad como uno de los problemas que siguen pendientes de resolver.

Por ejemplo, Héctor Apreza Patrón, coordinador de los diputados priístas en el Congreso local, expresó que seguridad pública y crecimiento económico son los dos rubros fundamentales que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador tiene pendientes para el país, además de evitar promover la división social, y ejercer el dinero para lo cual fue destinado.

El arzobispo de Acapulco, Leopoldo González González, resaltó a su vez que el empeño del Presidente en terminar con la corrupción y la austeridad es una premisa de gobierno; sin embargo, advirtió, hace falta resolver el tema de inseguridad.

El mismo López Obrador aceptó que no ha tenido buenos resultados en su estrategia para disminuir la incidencia delictiva en el país, por lo que continuará trabajando para regresar la tranquilidad y la paz a México.

Pero no es sólo la paz, es también la justicia; no se trata de reducir o eliminar homicidios, secuestros y extorsiones, sino también de descubrir el paradero de los desaparecidos y detener y castigar a los responsables. n