Otra vez lo no Fone

Escrito por  Sep 03, 2019

Desde el momento en que el gobernador Héctor Astudillo Flores advirtió que la segunda de agosto sería la última quincena que la administración estatal pagaría a los 5 mil 743 maestros, administrativos e intendentes con plazas federales que no están incluidos en el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y gasto Operativo (Fone) debido a que ya no cuenta con recursos para hacerlo, empezó nuevamente a rodar la bola de nieve.

El tema parecía olvidado, pero en realidad el gobierno federal no ha resuelto la petición de incorporar al personal de referencia, lo que mete de nueva cuenta en apuros a la administración estatal.

El mandatario estatal declaró que la Federación no ha cubierto el pago que ha hecho el gobierno del estado a los trabajadores denominados no Fone, desde hace cuatro meses.

Luego, el secretario de Finanzas, Tulio Pérez Calvo, precisó que sí se pagará la primera quincena de septiembre, alargando así la mecha que amenazaba ya con alcanzar el barril de pólvora y conteniendo los ánimos de los cetegistas, que solidarizándose con los afectados, han hecho suya la lucha por su reconocimiento por la Secretaría de Educación Pública.

Para pagar la segunda quincena de agosto, la administración estatal abrió un pozo para tapar otro al dejar de pagar al fisco y a proveedores.

El asunto, dijo Astudillo Flores, se está tratando directamente con la Secretaría de Hacienda y con la Secretaría de Educación Pública (SEP). Espera que pronto haya una respuesta concreta para subsanar el problema, pero ni de refilón se habla de quiénes causaron todo este lío, concediendo plazas a discreción fuera del presupuesto, para satisfacer exigencias de la Ceteg.

La resistencia de Hacienda y Educación a absorber a los “no Fone” tiene su justificación, pues no encuentran la razón por la cual hayan contratado a más administrativos e intendentes que a profesores.

Mientras la Federación deshoja la margarita, la bola de nieve sigue rodando; si pasa la primera quincena de septiembre y no hay solución,  divertido relajo se armará, pues alguien encontrará excelente pretexto para armar camorra. n