Elefante reumático

Escrito por  Sep 19, 2019

Cuando, a mediados de noviembre de 2017, los trabajadores de la sede de la Fiscalía General del estado, en Chilpancingo, suspendieron labores en protesta por el constante hedor procedente de la morgue colindante, que les impedía desempeñar sus funciones, de seguro muy pocos de ellos imaginaron que la situación del Servicio Médico Forense aun empeoraría.

Pero empeoró. En ese entonces había 646 cadáveres en depósitos en todo el estado, cifra que rebasaba en 100 por ciento la capacidad de las morgues, según informó en esa fecha el director del Servicio Médico Forense, Ben Yehuda Martínez Villa. El mismo funcionario informó ayer que la cifra de cuerpos sin reclamar asciende a 900, lo cual implica un aumento de casi 40 por ciento en dos años.

No cabe duda que, como dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador, el gobierno es un “elefante reumático” al que hay que acicatear para que cumpla sus responsabilidades. El Ejecutivo federal, en estos nueve meses y medio, ha tenido oportunidad de comprobarlo, pues parte del crecimiento de esta cifra ha ocurrido en su gestión.

Es necesario precisar, sin embargo, que este fenómeno, el crecimiento imparable de la cifra de cadáveres que no son recogidos por sus deudos, no está reñido con la reducción de asesinatos que también reportan las autoridades. Más bien, lo que sugieren ambos datos es que ha aumentado el número de muertos que se quedan sin deudos que los busquen y los reclamen.

Como quiera que sea, ello no quita responsabilidad al gobierno en el fenómeno, pues en dos años, de habérselo propuesto, habría avanzado en la catalogación genética de las víctimas mortales –lo cual habría facilitado mucho la confronta de datos con quienes los buscan– y hasta pudo construir los cementerios forenses que hubieran sido necesarios para la disposición final de los cuerpos.

Pero no ocurrió así, no al menos a la velocidad requerida. Ejemplo de ello es que ayer mismo, en el mismo encuentro en que el director del Servicio Médico Forense daba su información –el décimo Encuentro Nacional de Servicios Médicos Forenses, desarrollado en Acapulco–, el secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, reiteró el anuncio que hizo hace meses, en el sentido de que serán invertidos 35 millones de pesos para construir otra morgue en este puerto, con capacidad para 400 cuerpos.

Falta mucho por hacer, y la velocidad con que se hace no es suficiente. Sobre todo porque hace dos días el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana del gabinete de López Obrador, Alfonso Durazo Montaño, precisó que los resultados de la lucha contra la delincuencia en el país se verán apenas en cuatro años.

Elefantes reumáticos son todos los gobiernos del mundo. Unos están más reumáticos que otros, según las culturas y los usos de sus pueblos. Pero parece que el de México es un caso grave. n