Pataleos innecesarios

Escrito por  Oct 29, 2019

No falta razón a los diputados Dimna Guadalupe Salgado Apátiga y Heriberto Huicochea Vázquez cuando afirman que algunos municipios cobran el impuesto predial de manera incorrecta o, peor aun, no lo cobran.

El síndico administrativo del ayuntamiento de Acapulco, Javier Solorio Almazán, ha expuesto que en el municipio hay unos 270 mil contribuyentes, de los cuales unos 109 mil no pagan el impuesto predial desde hace muchos años, con lo que, abundó, la alcaldía deja de obtener unos 100 millones de pesos anuales.

Resulta que los deudores no son solamente habitantes de colonias populares, sino que, expone el síndico, están incluidos dueños de grandes propiedades en fraccionamientos; la franja de la Base Naval al fraccionamiento Pichilingue es una de las zonas –no la única– donde hay más deudores.

Es sabido que el cobro del predial constituye el ingreso más importante del ayuntamiento; es de sorprenderse, por eso mismo, que la autoridad no le dé la importancia debida y que en vez de concentrarse en esta materia se dedique a lamentarse de que no le alcanza para pagar laudos y cuotas al Issspeg, por citar dos ejemplos.

Resulta tan pueril como atbsurdo el argumento del propio síndico en el sentido de que “ha sido difícil cobrar el predial a los vecinos del fraccionamiento Pichilingue, porque las viviendas están en zonas cerradas y además tienen seguridad privada que impide el acceso a los notificadores”.

Pero no sólo en el caso del predial ha equivocado el camino el ayuntamiento; el director de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama), Leonel Galindo González, ha declarado que actores políticos de varios partidos tienen adeudos de hasta 40 meses de consumo de agua potable.

No se ha sabido que el organismo emprenda algo por hacer efectivo el cobro.

Por tanto, se antoja mucho show el que la autoridad declare que, si la alcaldía no alcanza a pagar aguinaldos, saldrá a botear a la calle. Seguramente eso les dará más resultado que aprender a administrar. n