¿Incapacidad, desinterés o condescendencia?

Escrito por  Dic 09, 2019

El anuncio de la directora de Catastro e Impuesto Predial del municipio de Acapulco, Tania Sámano González, en el sentido de que no habrá aumento a las tarifas del impuesto predial el próximo año, sino que sólo se actualizará la base gravable en 0.4 por ciento, podría resultar engañoso para unos y confuso para otros.

Es decir que aunque no se elevará el impuesto, el contribuyente pagará más que el año pasado. Es un hecho.

El ayuntamiento no necesita incrementar la tasa impositiva para cobrar más, sino que basta con subir la base gravable: así, si un predio está cotizado en 200 mil pesos, y el ayuntamiento lo tiene evaluado en 100 mil, lo único que tiene que hacer es elevarle el valor, por lo que aun pagando la misma tasa impositiva, el causante tiene que desembolsar más.

Recurren al galimatías para no decir que, sea como sea, la gente tendrá que asignar una mayor cantidad de sus ingresos para cubrir esta obligación; tienen pavor a perder popularidad, sobre todo que se acercan ya las elecciones de 2021.

Es poquito, insinúan; y sí, es poquito para la alcaldía, no así para un ciudadano que, ganando el salario mínimo, tiene esposa y tres, cuatro o cinco hijos en la escuela, que se encuentra entre la disyuntiva de pagar el predial o dejar sin comer a su familia.

Y si bien es cierto que, en algunos sectores, como las colonias populares, la base gravable es inferior al costo real del predio, no menos cierto es que, como lo admite la titular de Catastro, hay 38 por ciento de contribuyentes morosos, propietarios de inmuebles, no en colonias ubicadas en el anfiteatro, sino en la zona turística.

Hincan, pues, el diente al causante cautivo, al que siempre cumple, y se muestran condescendientes con gente pudiente que posee inmuebles en zonas privilegiadas.

Así lo confirma prácticamente el síndico administrativo, Javier Solorio Almazán, al sostener que la franja que comprende de la Base Naval al fraccionamiento Pichilingue es de las zonas donde hay más deudores del predial en Acapulco.

Advierte que en el municipio hay unos 270 mil contribuyentes, de los cuales unos 109 mil no pagan el impuesto predial desde hace muchos años, con lo que el ayuntamiento deja de ingresar a sus arcas 100 millones de pesos anuales

Reconoce que “los principales deudores del predial no son los ciudadanos que viven en colonias populares, sino los que tienen grandes propiedades en fraccionamientos”.

Así es como la alcaldía ha manejado su principal fuente de ingresos; ahora está por verse si la 4-T está realmente dispuesta a dar un giro a la inequidad, la omisión y la complacencia, o termina haciendo lo que critica. n