¿Negociación por encima de la ley?

Escrito por  Dic 12, 2019

El gobierno sigue insistiendo tanto en que la ley no se negoció en el caso de la retención y liberación de efectivos de la Guardia Nacional por la Upoeg en los primeros días del mes en Tecoanapa, que el conglomerado podría tener ya la certeza absoluta de que sí se negoció.

El día 5, la Upoeg retuvo en Tecoanapa a 18 efectivos de la Guardia Nacional, como presión para que se liberara a 10 upoegistas detenidos en Xaltianguis el pasado 11 de noviembre.

Fue el sábado 7 cuando, merced a la intervención de la Comisión de los Derechos Humanos del estado, encabezada por Ramón Navarrete Magdaleno, la Upoeg entregó a los guardias, pero el gobierno mantuvo presos a los 10 autodefensas.

El ocultamiento de los acuerdos alcanzados entre las partes mueve a la especulación y la sospecha, pues la Upoeg no entregaría a sus rehenes sin recibir nada a cambio.

La Upoeg, demostrado está, no se empequeñece ante la autoridad, a la que le ha tomado bien la medida y en más de una ocasión la ha obligado a sentarse a negociar y le ha impuesto sus reglas. Ocioso resulta mencionar ejemplos.

Si bien el gobierno en más de una ocasión ha declarado ilegal al grupo de autodefensa de esta organización, no ha intentado siquiera meterla al orden, no obstante haber perpetrado atrocidades como el asesinato impune de una familia –incluidos menores de edad, un bebé entre ellos–, el 9 de junio de 2017 en San Pedro de Cacahuatepec.

Si la Upoeg retuvo a los uniformados para canjearlos por sus policías detenidos, ¿cómo explicarse que los dejó en libertad sin obtener nada?

Navarrete Magdaleno declaró que uno de los acuerdos con la Upoeg es que se garantice la seguridad de los autodefensas internos en el penal de Chilpancingo. Claro lo expresó: ese fue “uno de los acuerdos”.

¿Cuáles son, entonces, los otros?

El ombudsman secundó al gobierno estatal en el ocultamiento de la información.

¿Tan vergonzosa es que no se atreven a sacarla a la luz pública?

¿Puede hablarse de respetar la ley cuando se toman acuerdos en lo oscurito con un grupo al que no se le reconoce legalidad, es decir con delincuentes?

¿Cómo se sentaron a dialogar con un grupo delictivo en vez de aplicarle la ley?

El gobierno le llama sensatez; ¿cómo lo nombrará el Código Penal?

¿Cuáles son los acuerdos que se tomaron y se esconden con tanto celo?

Luego entonces, ¿hubo o no negociación de la ley?

Que lo digan los jurisconsultos. n