Imprimir esta página

Viajeros felices

Escrito por  Ene 21, 2020

Resulta formidable que el gobierno promueva los destinos turísticos de Guerrero, pero es importante ver dónde y con qué consecuencias.

En esta tesitura, es necesario hacer notar la presencia de sus funcionarios turísticos en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) que comienza hoy en Madrid, España.

Allá están el secretario de Turismo federal, Miguel Torruco Marqués; un representante de la Organización Mundial del Turismo y de la embajada de México en España; desde luego, el titular de la Sectur Guerrero, Ernesto Rodríguez Escalona; el de Cultura de Guerrero, Mauricio Leyva Castrejón, así como alcaldes de destinos turísticos.

Se explica su presencia porque, justifica Rodríguez Escalona, es la feria más importante del mundo; lo que no se explica es la asistencia de diputados, así fueran de la Comisión de Turismo, pues nunca se ocupan de la actividad como para ahora sí levantar la mano con toda prontitud.

Tampoco se explica, pero se debería explicar a la población, si el viaje de los legisladores es con costo al erario; igualmente, a cuánto ascienden los gastos de la comitiva de funcionarios del área de turismo.

Está muy bien que difundan en Europa los atractivos de los destinos de Guerrero; lo que no está bien es que los señores vayan año tras año y nunca presenten a los guerrerenses, que son los que patrocinan su viaje, un balance de los resultados de esta promoción.

En los informes triunfalistas relativos a las temporadas invernales y de Semana Santa se hace hincapié en la visita tumultuaria de connacionales, algunos norteamericanos y canadienses y uno que otro sudamericano, pero no mencionan a ninguno que proceda de Europa, que podrían utilizar para justificar su participación en encuentros como la Fitur.

Se gastan elevadas partidas para estar allá; manejan abundantes boletines narrando la aceptación de los stands y actos presentados, pero después no se ocupan de informar sobre los resultados, que no son visibles ni tangibles en ningún momento.

Si los turistas europeos no vienen, ¿a qué van y vuelven a ir los funcionarios a la Fitur? Si de pasear se trata, bien harían en costear sus propios viajes.

¿Por qué no concentrar la atención, en todo caso, en Estados Unidos y Canadá, que son los países generadores de corrientes turísticas extranjeras? ¿O por qué no promueven al estado en Sudamérica, que está más cerca?

Alguien debería exigir cuentas a estos viajeros felices, que muy buenos son para gastar el dinero de los guerrerenses sin reportarles beneficios. n