Jugada genial

Escrito por  Ene 27, 2020

El impacto que obtuvo la Crac-PF con la presentación de los niños vestidos de policías comunitarios, lejos de descender, parece ir en ascenso.

Todo mueve a pensar que si en realidad la Coordinadora echó mano de los pequeños para defender a las comunidades de la delincuencia, querrá decir que ya no hay adultos dispuestos a enrolarse en la policía para desempeñar esa tarea, pero la decisión no parece tomar esa dirección.

En ningún momento se ha mencionado esa probabilidad.

Por tanto, es de entenderse que la Crac-PF planeó cuidadosamente ese recurso con el objetivo de llamar la atención de las autoridades, organizaciones sociales y de los organismos defensores de derechos humanos, y así lo consiguió.

Por un lado podría ser el objetivo obtener el apoyo gubernamental que siempre se les ha negado; por otro, golpear a las autoridades, exhibiendo su incompetencia para someter a la delincuencia.

Les salió bien el golpe.

Hay quienes interceden en defensa de los derechos de los menores; hay otros que se echan sobre el gobierno por no atender y solucionar el problema de la inseguridad, pero unos y otros golpean de este modo al sector oficial, que ha dicho mucho, pero no ha hecho nada para sacar de la violencia a la región en que se localiza Chilapa.

Así, el presidente Andrés Manuel López Obrador giró instrucciones para que de manera directa el gobierno federal atienda a los niños indígenas, que fueron presentados armados.

Pero no sólo son los pequeños; se trata de la zona, de los chilapenses, que claman paz y seguridad.

La aparición de los niños vestidos de policías comunitarios es un llamado desesperado para que los gobiernos federal y estatal intervengan para lograr la pacificación de ese municipio, aseguró Norma Mesino Mesino, dirigente de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (Ocss).

Puede ser, pero también puede ser que se trate de una acción bien calculada con consecuencias previstas.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) exhortó a las autoridades de Guerrero a que adopten de inmediato medidas para proteger los derechos de niñas, niños y adolescentes que aparecen en un video empuñando armas de fuego.

¿De qué otra manera pudieron haber llamado mejor la atención de la CNDH? El organismo le está diciendo al gobierno estatal que no tiene cuidado de los niños.

No hay más que reconocerle a la Crac-PF que estuvo muy bien jugado ese balón. n