Imprimir esta página

Se fue el “culpable”

Escrito por  Ene 29, 2020

Si, como dicen, Jorge Gage Francois renunció ya a la coordinación del Programa de Fertilizante Gratuito en Guerrero, no pudo haber desocupado la oficina y retirarse muy frescamente el señor.

Tiene razón el dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos, Evencio Romero Sotelo, en su exigencia de que, aun habiendo renunciado, deben auditarse los recursos que le fueron asignados para el programa.

Aunque no da un soporte a su afirmación, Romero Sotelo asegura que se concedió a Gage Francois una cantidad de presupuesto, y él ejerció otra, una muy inferior a la que le entregaron.

En consecuencia, el hombre debe ser sometido a la rendición de cuentas.

Gage tenía que salir necesariamente del programa.

Numerosas fueron las quejas contra su desempeño; entre ellas sobresalieron la entrega incompleta y tardía del fertilizante, desconocimiento del campo guerrerense y el hecho de despachar desde la Ciudad de México, con la aprobación de sus superiores.

El campesinado guerrerense espera que en la próxima temporada de lluvias la experiencia pasada no se repita, aunque, a decir verdad, difícil es prever que no suceda, porque el gobierno federal nunca reconoció que hubiera errores, ni mal desempeño en la ejecución del programa, sino que llegó a asegurar incluso que se rompería récord en la producción de granos en Guerrero y atribuyó el supuesto logro al “buen trabajo” en el reparto del fertilizante.

Por consiguiente, si todo estuvo bien, nada hay que corregir.

Se ha dicho ya, aunque los dichos no tengan ningún sustento que permitan su comprobación, que la producción agrícola decreció en importante porcentaje.

Un estudio concienzudo haría falta para verificar su veracidad o para sacar a flote la mentira.

Pero mientras sale a relucir la verdad, se antoja importante una propuesta que hace Romero Sotelo sobre quién debe suceder al vilipendiado Gage Francois: colocar al frente del programa de reparto de fertilizante a alguien que conozca el campo de la entidad, es decir a un guerrerense.

Si las protestas en la anterior temporada provenían de sectores afectados en sus intereses por los cambios, como se acusó, fácil será tapar bocas ejecutando un programa de manera impecable en tiempo y forma, porque de este modo se arrebatará la bandera que enarbolaban los inconformes.

Es de esperarse que se tome en cuenta la experiencia vivida y que ya en esta temporada de lluvias el tren del reparto del fertilizante no vuelva a descarrilar, sino que arribe oportuna y eficientemente a su destino, y reparta a quien realmente lo necesite y merezca. n