En enero de 2021 se reabrirá la parroquia de Santa Prisca, dice residente del INAH Foto: Especial

En enero de 2021 se reabrirá la parroquia de Santa Prisca, dice residente del INAH

Escrito por  Raymundo Ruiz Avilés Sep 30, 2020

Tras estar detenida por la pandemia, la restauración se reanudará la próxima semana

Los últimos trabajos de rehabilitación tomarán tres meses completarse, indica García Santoveña


Taxco, 29 de septiembre. La parroquia de Santa Prisca y San Sebastián será reabierta hasta enero de 2021, ante los últimos trabajos de rehabilitación que se tienen previstos para los siguientes tres meses, informó el residente del INAH en Taxco, Francisco Xavier García Santoveña.

Dijo que gran parte de la rehabilitación ha quedado consolidada, sin embargo, mucho tiene que ver con la nueva intervención que se estará realizando.

Apuntó que por la pandemia de Covid-19, se tuvieron que detener los trabajos, los cuales ya se reanudarán en una semana y ahora faltan algunas cosas, pero se puede decir que la rehabilitación de los daños que dejó el sismo del 19 de septiembre de 2017, se encuentra en 100 por ciento. “Se colocarán otra vez andamios en la cúpula, pero será por un tiempo menor, esperando que sea alrededor de tres meses los trabajos”, informó.

García Santoveña anunció que con los trabajos que hacen falta, para enero de 2021, se pretenden terminar las intervenciones y reabrir el templo al culto y al turismo, sin embargo, estamos también atendiendo las recomendaciones del gobierno federal en salud, por lo del semáforo epidemiológico Covid-19.

Se verificará, explicó, que no haya ningún tipo de complicación, y en ese momento se quitarán los andamios, igualmente la colocación de “pináculos y los adornos que son los aspectos estructurales de resistencia que son parte de las acciones de intervención que se tienen dentro de los próximos tres meses de trabajo arduo y delicado”.

Informó que se hizo una intervención al vestíbulo del curato para la consolidación de algunas vigas, y “ya están a punto de terminar en 15 días; hay poco personal por la contingencia del Covid-19”.

Referente a la cruz que se destruyó por un rayo y las afectaciones que dejó al cupulín de la cúpula del templo, “vamos avanzando porque ya tenemos el pararrayos para colocar, que era un aspecto muy delicado para trabajar; si el pararrayos estaba fallando por el aterrizaje de la tierra, ahorita ya no es así, ya se tiene pararrayos nuevo”.

Dijo que en este momento está cerrada al público y al culto, por parte del párroco Osvaldo Gómez y por las disposiciones federales de salud por la pandemia.