Un grupo de promotores culturales busca rescatar ex fábrica de hilados en Atoyac Foto: Rodolfo Valadez Luviano

Un grupo de promotores culturales busca rescatar ex fábrica de hilados en Atoyac

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano May 02, 2018

El último domingo de cada mes se reúnen en las ruinas de la factoría para promover el interés de pobladores de El Ticuí y la cabecera municipal por recuperar un símbolo del desarrollo económico


Atoyac, 1º de mayo. Desde hace cuatro meses, el último domingo de cada mes, un grupo de promotores culturales de Atoyac, se reúnen en las ruinas de la ex fábrica de hilados y tejidos Progreso del Sur, de la comunidad de El Ticuí, en Atoyac, para llevar a cabo actividades culturales que promuevan, primero, el interés por la cultura entre la población de la localidad y la cabecera municipal, y segundo, lograr que las autoridades federales y estatales se interesen en el rescate del inmueble que es símbolo del desarrollo económico de la Costa Grande durante el siglo pasado.

En la cita de cada domingo último del mes, los intelectuales analizan temas históricos como el papel de los atoyaquenses durante la Revolución mexicana; las luchas agrarias que han sostenido los campesinos para lograr la mejor siembra, cosecha y comercialización del café; o efectúan la presentación de libros de escritores regionales, declaman, leen poemas de su autoría o invitan a creadores y promotores culturales de otros municipios para que hablen sobre su trabajo en pos de la cultura en la entidad.

Todas estas actividades se efectúan dentro de las ruinas de la ex fábrica, porque el propósito principal es que las autoridades del gobierno federal y del estado volteen los ojos y se interesen por rescatar el casco de la factoría, el cual, lamentablemente la gente lo usa como basurero y lugar para hacer sus necesidades fisiológicas, lo que lo tiene en el más completo  abandono, a pesar de que se trata de un sitio emblemático del desarrollo económico de la región durante las tres cuartas partes del siglo pasado, aseguró el cronista de Atoyac, Víctor Cardona Galindo.

Los iniciadores del proyecto tres años atrás, fueron los promotores culturales Héctor Rebolledo Flores y Carlos González Santiago, a los que se han sumado otros hacedores de cultura interesados en lograr el rescate del casco de la fábrica, los cuales, según Cardona Galindo, han estado picando piedra, para que las autoridades aprueben acciones y recursos que lleven a rescatar el inmueble.

Lo que se hace cada fin de mes, explicó el cronista, son tertulias en las que se invita a participar a la población de El Ticuí, con el fin de crear conciencia en los habitantes del lugar para que tengan amor por estas ruinas y sean ellos mismos los que las cuiden y procuren evitar su contaminación, pues además de tratarse de un monumento emblemático, es también un sitio turístico que atrae a muchos visitantes que desean conocer y saber lo importante que fue la fábrica durante el siglo pasado.

Abundó que dentro de las actividades que se llevan a cabo se cuenta con la sala de lectura Progreso del Sur, dónde los niños y adultos que asistan pueden encontrar la bibliografía con el tema de su interés.

Otros intelectuales que participan son los historiadores y escritores Víctor Cardona, José Carmen Tapia, Rubén Ríos Radilla, Pedro Peñaloza, Francisco Magaña, Carlos Martínez y Guadalupe Galeana, y el grupo busca integrar a promotores culturales de los municipios hermanos como Coyuca de Benítez, Tecpan y San Jerónimo, abundó Cardona Galindo.

En entrevista, contó que el pasado domingo, se presentó el libro Memoria Copalense, de la escritora Cristina García Florentino, el cual es una breve historia del pueblo de Copala, situado en la Costa Chica de Guerrero.

Dentro de la segunda Semana Alvarista que se llevó a cabo en Atoyac, el actual secretario de Cultura estatal, Mauricio Leyva Castrejón, anunció que esa dependencia inició la gestión de recursos ante la Federación para iniciar la primera etapa de la rehabilitación de la fábrica, en tanto que el alcalde Dámaso Pérez Organes dio a conocer que su gobierno trabaja en la gestión con las autoridades agrarias de El Ticuí, para que éstas cedan o vendan el terreno donde se sitúa la factoría al municipio, y de esta forma los recursos que se aprueben fluyan con mayor facilidad, “anuncios que estamos en espera de que aterricen”, concluyó el también escritor.