Realizan en Chilpancingo el quinto concurso Agarrón de Payasos Foto: Especial

Realizan en Chilpancingo el quinto concurso Agarrón de Payasos

Escrito por  Dassaev Téllez Adame Sep 20, 2019

Chilpancingo, 19 de septiembre. Payasos de diferentes partes del estado, realizaron el quinto Agarrón de Payasos, que por primera vez se hizo por parejas, en el barrio de San Mateo en Chilpancingo, saliendo campeones la dupla de Iguala conocido como Los Travesuras, los hermanos Wincholin y Sthuars.

El payaso acapulqueño, radicado en Chilpancingo, Tatay Dicaprio y el veracruzano Loquillo no pudieron coronarse como tricampeón de la contienda.

Este año participaron las duplas llamadas Los del OXXO (Tatay y Loquillo) de Chilpancingo; Familia Pelos (Greñitas y Mechitas) de Acapulco; Los Travesuras (Wincholin y Sthuars) de Iguala; Los Chirulingas (Pepereko y Chiruleko) de Zumpango, y Brothers Clown (Bombín y Chácharas) de Tixtla.

Cabe recordar que esta actividad nació hace cinco años, como parte de las festividades del barrio de San Mateo, que se hacen en honor a este santo.

Por ello, los organizadores, para generar más atracciones que las convencionales, juegos mecánicos, comida y juegos de azar, tuvieron la idea de crear este concurso, el cual en su primer año contó con seis participantes, todos de Chilpancingo, donde salió victorioso y por tres años seguidos, el payaso Chavalín de los Altos Guapos. Para el segundo año empató con Dulcesito y el tercer año también empató con Renato Prieto y Aguado.

Para el cuarto año, el payaso Tatay DiCaprio levantó el premio como Payaso campeón.

Además de que para las actividades de la Feria de San Mateo, Navidad y Año Nuevo 2018-2019, se realizó una edición especial de este encuentro de talentos, saliendo campeón nuevamente Tatay.

El primer año, 2014, se contó con la participación de seis payasos, todos de la capital del estado, para los años subsecuentes el número aumentó de participantes, subió a ocho y se fueron agregando payasos de otras partes del estado.

En la edición de este año, los organizadores optaron por realizar un encuentro por parejas. Y como cada año, el jurado no estuvo compuesto por personalidades o funcionarios, sino que el campeón se decidió con los aplausos del público presente.

Para este año, el premio consistía en 5 mil pesos para el ganador, 3 mil para el segundo, 2 mil para el tercero y un premio de consolación de mil pesos para cada una de las parejas que quedaran en cuarto y quinto lugar. Con un show de 10 minutos por pareja participante, uno a uno fueron demostrando su talento, además de que, si al público le estaba agradando el show, los payasos en turno podrían extender su rutina hasta concluirla.

Como regla principal, se les pidió a los payasos participantes realizar una rutina completamente familiar, sin albures y dobles sentido.

La sorpresa de este año fueron los hermanos Wincholin y Sthuars, quienes venían de Iguala, quienes ofrecieron un show no sólo de rutina, sino también de malabares y acrobacias, lo que les valió que el público de Chilpancingo los coronará como los campeones de este año.

La dupla de Tixtla, Bombín y Chácharas, realizaron una rutina con la cual explicaban la tradición de la feria de agosto, en honor al general y consumador de la Independencia, Vicente Guerrero Saldaña.

Por su parte, los acapulqueños Greñitas y Mechitas realizaron una rutina musical. Mientras que los zumpangueños Pepereko y Chiruleko llevaron a cabo una rutina tradicional.

El actual campeón Tatay acompañado de Loquillo, realizó una rutina con versos costeños, picosones y con doble sentido, lo que les valió que el público los mandará hasta el tercer lugar, ya que infringieron la regla de un show familiar.