Realizan en Chilpancingo el tradicional paseo del Teopancalaquis Foto: Dassaev Téllez Adame

Realizan en Chilpancingo el tradicional paseo del Teopancalaquis

Escrito por  Dassaev Téllez Adame Dic 26, 2019

Agradecen en la catedral los representantes de los cinco barrios tradicionales y las bellezas Flor de Noche Buena los favores recibidos este año


Chilpancingo, 25 de diciembre. Representantes de los 5 barrios tradicionales de Chilpancingo (San Antonio, San Mateo, Santa Cruz, San Francisco y Tequicorral), así como sus bellezas Flor de Noche Buena, realizaron el tradicional paseo del Teopancalaquis, acompañados de las danzas de los Tlacololeros, caminaron hasta la catedral de Santa María de la Asunción para ofrendar un arco floral como agradecimiento por los favores recibidos en el año que está por concluir.

Teopancalaquis, es una palabra náhuatl que viene de Teo-Dios y Calli-casa, es visita a la casa de Dios, y en esta fecha, el 24 de diciembre, todos los danzantes visitan al niño Dios.

Esta festividad, con más de 200 años de historia, tuvo su origen en un devoto indígena originario de la comunidad de Petaquillas, ubicada a las afueras de Chilpancingo, rumbo a Acapulco.

Antiguamente en Chilpancingo había un cacique indígena, Nicolás de Tolentino, que venía desde Petaquillas a darle gracias a Dios siempre el 24 de diciembre.

Este año, no fue la excepción, para las 8 de la noche de este 24, el grupo encabezado por las ganadoras de los certámenes de Flor de Noche Buena, encabezaron el contingente que recorre desde la iglesia de San Mateo, hasta la Catedral, donde se firmaran los Sentimientos de la Nación.

Además de llevar un arco, este año decorado con flores artesanales de diversos colores, mismo que sería colocado en la entrada de la icónica catedral.

Recorriendo las calles Hidalgo, 5 de Mayo, Nicolás Catalán, Benito Juárez, Ignacio Ramírez y Cristóbal Colón, para arribar a la plaza cívica Primer Congreso de Anáhuac y concluir en la entrada de la catedral de Santa María de la Asunción, donde son recibidos por el padre y les da las gracias por la ofrenda.

Luego de la bienvenida, comienzan a entrar, para dar gracias en el atrio y recibir la bendición de los párrocos presentes.

“Bajan de todos los barrios, llevamos años con la danza; espera uno el perdón y el Teopancalaquis”, dijo uno de los danzantes.