¿Cómo elegir el mejor calzado para correr?

Escrito por  Ene 10, 2019

Te damos las claves para escoger los mejores tenis de cara a tus sesiones de running


Lo has decidido, vas a comenzar a llevar una vida sana y te has animado a hacer running a partir de ahora. Tienes la motivación y eres de esas personas que son constantes y perseverantes, por lo que tienes un buen punto de partida; pero, cuidado, no vale con usar cualquier calzado de deporte si tienes intención de realizar sesiones contundentes de running.

No escatimes en gastos y lánzate a comprar los mejores tenis para correr. Aunque no lo sepas, escoger modelo es toda una ciencia, ya que hay que tener en cuenta numerosos factores para dar con el más adecuado, el que mejor se adapte a tus pies y que, además, evita que puedas sufrir lesiones por malas pisadas o un mal ajuste.

Como nadie nace sabiendo, vamos a darte algunas pautas para que sepas cómo elegir el mejor calzado para correr. Tanto si eres un runner habitual como alguien que acaba de comenzar y quiere tomártelo muy en serio, estos consejos te serán de gran utilidad de ahora en adelante. De hecho, son fundamentales si no quieres arrepentirte jamás de tu compra.


Los factores clave para escoger los mejores tenis

Antes de que te lances a buscar tenis running en internet o en tus tiendas de confianza, sigue calentando un poco para no salir a correr sin información. Presta atención a los siguientes puntos, porque son la clave para escoger bien cuando estés en el establecimiento de turno.


Fíjate en la pisada

Puede que ya lo hayas escuchado antes, incluso en algún anuncio de televisión, pero, si no es así, vamos a explicártelo. Existen tres tipos de pisada distintas: neutra, pronadora y supinadora. Cada una depende de cómo apoyamos el pie en el suelo a la hora de movernos, sea andando o corriendo. Saber esto es importante, ya que nos hace escoger un calzado u otro.

Haz unas pruebas de pisada antes para comprobar cuál es tu tipo, o incluso recurre a plantillas recomendadas por especialistas para mejorar la comodidad de tu pie y evitar lesiones. Podrías buscar información al respecto para determinar cómo pisas, pero lo mejor es que acudas a especialistas para que te ayuden.


¿Tienen el tamaño correcto?

Ten mucho cuidado con los números de pie que se indican en los tenis y el que sueles tener, ya que hay cierto margen de error en función del fabricante que las firme. Por eso, lo mejor es que siempre te las pruebes antes de nada, para comprobar además si se amoldan bien a tu pie y te notas cómodo al llevarlas puestas.

Es buena idea, además, comprobar la distancia que hay entre la punta del pie y la de la zapatilla. Para ello, tan solo tienes que comprobar si cabe un dedo de tu mano entre medias (aprieta como si estuvieras “pulsando” ese espacio). Decimos esto porque, al correr, los pies suelen hincharse y, si el zapato está demasiado ajustado, este puede dañarlos severamente.


Las apariencias engañan

La estética es algo que siempre llama la atención, pero nunca hay que dejarse engañar por las apariencias, ya que nos pueden hacer comprar algo que sea todo lo contrario a lo que necesitamos para correr adecuadamente. Antes de dejarte llevar por colores y formas, asegúrate de que la comodidad y el tamaño siempre son los correctos.

Por supuesto, si encuentras un modelo que cumple todos los puntos necesarios y que, además, te gusta por cómo luce, entonces tienes el par ideal para ti. Si no termina de convencerte por su apariencia, sentimos decirte que tendrás que acostumbrarte, ya que lo importante es que no te lesiones haciendo running.


Tu peso importa

El peso que tienes también juega un papel importante a la hora de escoger, ya que hay que buscar modelos de distinto tipo en función de tu masa corporal. Si, por ejemplo, eres una persona con más de 80 kilogramos, entonces necesitas un par de tenis que sea más robusto para conseguir el mejor agarre posible a tu pie y, además, hacer que el impacto de cada pisada quede mucho más amortiguado al reflejarse en tus articulaciones.

Si pesas menos, entonces opta por modelos más ligeros, pero que sigan agarrando bien tus pies a la hora de correr. Recuerda que la comodidad y la ergonomía son imprescindibles en algo tan importante como el calzado.

Ten todas estas pautas muy presentes cuando vayas a una tienda especializada a comprar tu nuevo par de tenis para el running, ya que será lo que marque la diferencia entre la mejor decisión y la peor. Cuando ya hayas escogido tu modelo, el resto es entrenar y comenzar a correr, aunque aprovechamos para darte un último consejo: no tengas prisa por alcanzar buenos resultados.