El gobernador Héctor Astudillo Flores desestimó la alerta emitida por el gobierno de Estados Unidos para que sus connacionales no visiten Acapulco entre otros destinos turísticos. El gobernador Héctor Astudillo Flores desestimó la alerta emitida por el gobierno de Estados Unidos para que sus connacionales no visiten Acapulco entre otros destinos turísticos. Foto: Raúl Aguirre

Desestima Astudillo la nueva alerta emitida por Estados Unidos a sus connacionales

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo y Héctor Briseño Ago 23, 2017

La prohibición es que personal oficial estadounidense no visite ciudades guerrerenses

La inseguridad es un problema que permea en todo el país, manifiesta el mandatario estatal


El gobernador Héctor Astudillo Flores desestimó la alerta emitida por el gobierno de Estados Unidos para que sus connacionales no visiten Acapulco entre otros destinos turísticos, y dijo que mientras antes este tipo de notas eran alarmantes, ahora se trata de un problema “que permea ya en el país”.

Por otra parte, se pronunció por el establecimiento de una verdadera política de Estado frente al tema de la trata de personas, pues dijo que en este caso no solo hay prostitución sino explotación laboral, discapacitados y otros.

El gobernador también señaló que los conflictos en el inicio del período escolar fueron mínimos, pues de 12 mil 300 planteles que hay en el estado, solo en 13 se suspendieron labores, lo cual consideró que es un número muy corto en relación con los conflictos que antes había con el magisterio. Incluso en San Miguel Totolapan, donde hay pueblos deshabitados porque sus moradores salieron huyendo de la violencia, solo están sin laborar cuatro escuelas de las 40 que hay en el municipio, señaló.

El mandatario estatal realizó ayer una serie de actividades en el puerto. Primero, por la mañana, entregó un reconocimiento a la Gendarmería, en ocasión de cumplirse el tercer aniversario de su constitución como cuerpo policial.

Después, instaló la Comisión Intersecretarial del Sistema Penitenciario Estatal y más tarde encabezó la sesión ordinaria para la instalación de la Comisión interinstitucional para la Prevención, Erradicación, Protección y Asistencia a las víctimas, ofendida y testigos de trata de personas en el estado de Guerrero, a cuyos integrantes tomó protesta.

En su mensaje durante la instalación del comité intersecretarial del Sistema Penitenciario Estatal, Astudillo Flores abordó el tema de la alerta emitida por Estados Unidos.

“No solamente sale Acapulco, hay una gran cantidad de ciudades, de estados de la república, lo cual lleva a la conclusión, sin que esta sea una circunstancia que nos exima en estas responsabilidades, de que el problema de la inseguridad no es un problema que esté radicado en Guerrero solamente, es un problema que permea ya en el país y que anteriormente las notas eran verdaderamente alarmantes, porque solamente le ponían el dedo a Acapulco, o a Guerrero, hoy, observen ustedes el comunicado, incluyen a Quintana Roo, incluyen a las dos Baja Californias”.

Esta situación, dijo, “no nos alegra, el que nos empaten no nos alegra, sencillamente nos hace promover una reflexión de que hay un problema en el país y que entre todos tenemos que enfrentarlo”.

El gobernador reflexionó también sobre la situación en los penales. Dijo que en lo que pasó en Las Cruces, donde hubo 28 asesinatos en una riña, “advertimos que podía pasar algo, lamentablemente pasó de manera inesperada”, y dijo que, en general, hay problemas en los penales, de sobrepoblación, de que hay tanto hombres como mujeres en el mismo espacio.

Además, está el dato de que con el nuevo sistema de justicia penal, solamente en Acapulco, de 2 mil internos, podrían salir alrededor de 400 personas, lo que hace que se tenga que poner más atención en los temas de rehabilitación, actividades deportivas, cultura, y no sólo tomar en cuenta a los internos, sino también a sus familiares que están afuera.

En el tema de la trata de personas, el gobernador señaló que es un problema que requiere la participación de todas las instancias gubernamentales, en el que se necesita definir y coordinar la implementación de una política de Estado en la materia, y la vinculación interinstitucional para prevenir, atender y erradicar este delito.

La prohibición incluye los destinos turísticos guerrerenses

El gobierno de Estados Unidos actualizó su alerta de viaje para la República Mexicana, en la que mantiene la prohibición a personal oficial de viajar a cualquier destino del estado de Guerrero.

Esta alerta emitida por el Departamento de Estado del vecino país del norte, suple a la anterior, publicada el 8 de diciembre de 2016.

El comunicado señala que en áreas de turismo en México, generalmente no se observan niveles de violencia y crimen que son reportadas en zonas fronterizas o de trasiego de la droga.

La alerta para el estado de Guerrero incluye Acapulco, Ixtapa, Taxco y Zihuatanejo.

Los viajes personales están prohibidos para el personal del gobierno de los Estados Unidos a todo el estado de Guerrero, incluyendo al puerto de Acapulco.

Se advierte, al igual que en diciembre pasado, que grupos de autodefensa operan de forma independiente al gobierno en muchas áreas de la entidad.

Mientras que miembros armados de estos grupos frecuentemente bloquean carreteras, y aunque no consideran hostiles a extranjeros o turistas, sospechan de los forasteros y deben considerarse volátiles e impredecibles.

Por su parte, el gobierno de Canadá actualizó su alerta de viaje a México el pasado 11 de agosto, en la que señala que no existe ninguna recomendación nacional; sin embargo, se pide a viajeros ejercer un alto grado de precaución, debido a “los altos niveles de actividad criminal, así como manifestaciones, protestas y obstáculos ilegales ocasionales en todo el país.

El departamento de Asuntos globales de Canadá advierte a ciudadanos de aquel país evitar realizar viajes no esenciales a Guerrero, incluyendo Acapulco, pero exceptuando a Ixtapa, Zihuatanejo y Taxco.

Al respecto, el gobierno de Canadá señala que existen cuestiones específicas de inseguridad que podrían poner en riesgo a los visitantes en el estado de Guerrero, por lo que se pide a canadienses que se encuentren en esta entidad, o a quienes lo piensan hacer, que reconsideren  la necesidad de viajar a esta región.

Si la persona ya se encuentre en la entidad, de acuerdo a la clasificación de riesgos de Canadá para sus viajeros, se les pide que reconsideren si realmente necesitan estar en Guerrero, o si considera salir del estado, mientras todavía es seguro hacerlo.