En su segundo informe, destaca Adela Román la disminución de inseguridad en Acapulco Foto: Raúl Aguirre

En su segundo informe, destaca Adela Román la disminución de inseguridad en Acapulco

Escrito por  Abigail Perezcano Sep 14, 2020

Reconoce la alcaldesa que sigue el problema de la falta de agua en el puerto


Al rendir su segundo informe de gobierno, la presidenta municipal Adela Román Ocampo destacó la disminución de los índices de inseguridad en Acapulco, aunque reconoció que sigue latente el delito de extorsión.

Reveló además que promovió un amparo para que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) no corte el servicio de energía eléctrica a la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama) por falta de pago.

La sesión solemne de Cabildo se llevó a cabo la tarde de ayer en el edificio del ayuntamiento del Centro; asistieron en representación del Poder Ejecutivo el secretario de Economía, Álvaro Burgos Barrera; en representación del Poder Legislativo el diputado Moisés Reyes Sandoval, y en representación del Poder Judicial el magistrado Raymundo Casarrubias Vázquez.

Román Ocampo rindió su segundo informe de gobierno ante cierto número de invitados, entre actores políticos, autoridades de las fuerzas castrenses, empresarios y representes de la sociedad civil, debido a la contingencia sanitaria por el Covid-19.

Destacó en su mensaje que gracias a la coordinación de los tres niveles de gobierno en materia de seguridad, Acapulco pasó de los primeros lugares al lugar número 20 en el listado de las ciudades del país con más índices de homicidios dolosos.

“Gracias a este esfuerzo coordinado, Acapulco salió de la lista de las cinco ciudades más violentas de México, que durante años distintos índices nacionales e internacionales habían destacado. Hoy, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad, nuestra ciudad se ubica en el lugar número 20 y esto no se lograba en muchos años, pero en estos dos años de gobierno lo hemos logrado”, expresó.

Reconoció la labor que han realizado las fuerzas de seguridad como la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Marina, las fiscalías general del Estado y de la República, la Guardia Nacional y las policías Estatal y Municipal; así también, lamentó la desaparición del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg) en 2021.

Indicó que de enero a julio de 2020 hubo una baja en los índices de homicidios dolosos en Acapulco, pasando de 390 a 220 crímenes en relación con el mismo periodo del año pasado, lo que representa una disminución de 43 por ciento en este delito. Añadió que los casos de robo de vehículos pasaron de 883 a 526, una disminución de 40.4 por ciento, y el robo a casa habitación y transeúntes de 371 a 335, representando un 9.7 por ciento de disminución.

Román Ocampo reconoció que todavía falta mucho por hacer en materia de seguridad, sobre todo en el combate al delito de extorsión. “Sabemos perfectamente que aún queda mucho por hacer, que la extorsión que es el principal delito que agobia a este país y Acapulco no es la excepción, la violencia y el robo están presentes en muchas áreas del municipio; pero los avances aquí son innegables y son el resultado también de la participación social”.

Por otra parte, admitió también el problema de la falta de agua potable en el municipio, el cual atribuyó a que por muchos años la Capama “se consideró la caja chica no nada más del gobierno del estado sino también del ayuntamiento”.

Dio a conocer que el Cabildo de Acapulco aprobó promover un amparo para evitar que la CFE corte el servicio de energía eléctrica a la Capama por falta de pago, mismo que fue aprobado la semana antepasada. “Aquí les quiero comentar que el Cabildo de Acapulco en su carácter de representantes del pueblo de Acapulco, promovimos un amparo para evitar que la Comisión Federal de Electricidad nos cortara la energía eléctrica, porque abonábamos y no podíamos acompletar el pago porque tenemos la nómina más alta del país en esta institución del agua”.

“Por cada toma de agua nosotros superamos con creces el número de trabajadores. Entonces lo más importante era pagar la luz y pagar los salarios, los proveedores, por ello nos concedieron el amparo, nos concedieron la semana pasada el amparo”, enfatizó.

Añadió que el amparo tendrá “sus candaditos”, que sino puede la Capama pagar la facturación completa tendrá que ir abonando, pero aseguró que no hará lo del gobierno municipal anterior que dejó de pagar el consumo de energía eléctrica y dejó una deuda de más de 500 millones de pesos.

“Sino podemos pagar completo vamos a ir abonando pero no vamos a hacer lo que hizo mi antecesor (el perredista Evodio Velázquez Aguirre) que no pagaban ni abonaban y nos dejó una deuda de más de 500 millones de pesos”, aseveró.

La alcaldesa agradeció al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, su apoyo para rescatar a la Capama, anunciando que se hará una inversión histórica de aproximadamente 5 mil millones de pesos porque el organismo “necesita una cirugía mayor” para solucionar el problema del desbasto de agua y de las descargas de aguas negras hacia la bahía.

“Hemos ido descubriendo todo lo que está pasando y no vamos a detenernos... una infraestructura obsoleta y deteriorada, así como de un sistema de descargas clandestinas a la bahía que durante años se solaparon, y muchos trabajadores de Capama eran quienes les hacían los trabajos a los hoteles para que descargaran las aguas negras en la bahía de Acapulco... este problema se fue agravando ante la irresponsabilidad y la inacción de quienes en su momento debieron actuar para detener el desgaste de la infraestructura, la corrupción operativa y el estrangulamiento financiero de esta institución”, expresó.

En materia de obras públicas, la alcaldesa destacó que se han hecho del año pasado a la fecha 500 obras públicas como pavimentaciones e introducciones de drenaje en colonias y comunidades, y destacó que este año se iniciarán dos magnas obras: el puente elevado Constituyentes-Ejido y la ribera La Sabana, mismas que se comprometió a concluir antes de que termine su gestión.