Ex presidentes “deberían ser juzgados por privatizar la educación y salud: AMLO Foto: Raúl Aguirre Díaz

Ex presidentes “deberían ser juzgados por privatizar la educación y salud: AMLO

Escrito por  Dassaev Téllez Adame Corresponsal Jul 19, 2021

Evalúa el Presidente los programas Sembrando Vida y de Bienestar


Chilpancingo, 18 de julio. A pesar de la veda electoral establecida ante la próxima consulta popular, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, dijo que los ex titulares del Ejecutivo federal “deberían ser juzgados” por privatizar la educación y salud, bajo el régimen neoliberal que predominó en el país.

Este sábado, López Obrador encabezó una reunión de trabajo en la Unidad Deportiva de Ometepec, acompañado del gobernador Héctor Astudillo Flores y otros funcionarios del gobierno del estado, para evaluar los programas Sembrando Vida y de Bienestar.

Durante su intervención, el Presidente anunció que se prepara el traslado de la Secretaría de Salud federal a Guerrero, para lo cual se establecieron cuatro compromisos fundamentales. El primero es la revisión de instalaciones de hospitales y centros de salud, pues éstas deben contar con el equipo necesario para brindar atención pública y se tienen que terminar las obras pendientes.

Además, se debe garantizar que los nosocomios cuenten con personal especializado y abastecimiento de medicamentos; por último, se tiene que regularizar a unos 80 trabajadores que no cuentan con plaza.

En este punto, López Obrador resaltó la carencia de médicos y enfermeras en los hospitales, por lo que consideró: “por eso se debería juzgar a los gobernantes del periodo neoliberal, por privatizar la educación, por rechazar a los jóvenes que querían estudiar (en áreas de la salud)”.

Al inicio de su discurso, López Obrador recordó la veda marcada por el Instituto Nacional Electoral (INE) debido a los preparativos para la aplicación de la Consulta Popular sobre si los expresidentes de México deben ser sometidos a juicio político o no.

Insistió en que su gira por Guerrero ya estaba programada antes de la veda electoral, por lo que decidió no cancelarla. Además, “(la reunión) no es en vano, porque nos ayuda mucho a tener comunicación con el pueblo”.

En distintos momentos, López Obrador dijo que “durante 36 años predominó el poder neoliberal”, lo que derivó en la privatización de distintos sectores, así como en la falta de un apoyo real a la ciudadanía.

“Afortunadamente ya eso se terminó (…) Ahora son pocas las acciones, pero son muy profundas”, expresó López Obrador, quien puntualizó que el cambio “nos ha costado mucho trabajo”, pero sí se logró en el tiempo que lleva como presidente.

La reunión estaba programada a las 12 del día, pero comenzó casi dos horas después. Al respecto, el Presidente dijo que llegó tarde porque se encontró con personas que le pidieron apoyos, entre ellos para jóvenes y niños discapacitados, por lo que pidió a los funcionarios estatales que “se apliquen para dar respuesta a algunas peticiones”.