Pide Adela Román Ocampo que el pueblo se levante y pierda el miedo y la inmovilidad Foto: Raúl Aguirre

Pide Adela Román Ocampo que el pueblo se levante y pierda el miedo y la inmovilidad

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo May 20, 2018

Le dice a los acapulqueños en el zócalo que sí hay esperanza, que sí hay futuro

Convoca la candidata a la alcaldía de Acapulco a que la sociedad tome el poder en sus manos


Junto al monumento a Juan R. Escudero, el primer alcalde socialista del país, la candidata de la coalición Juntos Haremos Historia, Adela Román Ocampo, hizo un llamado al pueblo de Acapulco “para que se levante y pierda el miedo, la inmovilidad y el cansancio”.

Acompañada de los candidatos al Senado, Félix Salgado Macedonio, a las dos diputaciones federales, Rosario Merlín y Abelina López, y a las diputaciones locales: Yoloczin Domínguez, Mariana Guillén; Zeferino Gómez; Moisés Reyes; entre otros, Román Ocampo convocó a llevar “el mensaje de que sí hay esperanza, de que sí hay futuro, de que sí podemos recuperar la libertad” y llevar a cabo la cuarta transformación del país.

También estuvieron los dirigentes estatales de Morena, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, y el secretario general Marcial Rodríguez Saldaña, y personalidades como Camilo Valenzuela, ex presidente del Consejo Nacional del PRD, y ahora convencido lopezobradorista, y el dirigente de Encuentro Social, Ariel Rodríguez.

Entre los integrantes de su planilla estaban el candidato a primer síndico Javier Solorio Almazán y la candidata a segunda síndica, Leticia Castro Ortiz, así como regidores, entre ellos Hugo Hernández Martínez.

“Hoy convoco –dijo junto a Juan R. Escudero- a toda la sociedad acapulqueña a que tome el poder en sus manos y hagamos una Revolución pacífica, que sea el punto de partida de la Cuarta Transformación de México y sea la ciudadanía quien tome las decisiones y dirija la vida de nuestro municipio”.

El primer acto de campaña fue también un acto de unidad, pues se vieron juntos tanto Sandoval Ballesteros y Rodríguez Saldaña, que normalmente no coinciden cuando alguno de los dos está presente; y también se vio a Félix Salgado muy cercano a la candidata, lo que fue visto como una muestra del candidato a senador de que su apoyo es a Román Ocampo y no a Zeferino Torreblanca –quien a la misma hora hacía su evento en el Centro Acapulco-, como sugieren algunos morenistas.

Después, Román Ocampo hizo un recorrido por el zócalo de Acapulco, donde volvió a realizar otro mitin y donde tomó protesta a las “adelitas” que saldrían desde ayer mismo, en que inició el período de campañas, a promover el voto por la coalición. En  este punto estuvo acompañada por el ex alcalde Alberto López Rosas y se le sumó el ex regidor Delfino Hernández Ortega, quien fuera coordinador de la fracción perredista en el cabildo.

Un incidente oscureció la efervescencia del evento, cuando al concluir el acto los reporteros intentaron acercarse a ella para entrevistarla y miembros de su equipo cercano empezaron a empujar a los reporteros para impedirles llegar a ella. Personalmente, el jefe de prensa de la campaña, Xavier Rosado, jaloneó a unos comunicadores y otros morenistas hicieron lo mismo. La candidata se detuvo y dejó fluir la entrevista con los que estaban cerca, pero afuera del círculo su gente seguía empujando hasta que la reportera de El Sur Aurora Harrison y el reportero de Quadratín Sergio Robles fueron literalmente tirados al piso. Posteriormente, la candidata se disculpó por la rudeza innecesaria de sus colaboradores. “Todas las campañas son con entusiasmo, no puedes contener a la gente, hay cosas que escapan de las manos de un candidato”, dijo.

Para ir desde el monumento a Juan R. Escudero al zócalo, la candidata encabezó una marcha por una de las calles aledañas. En la plaza dio más detalles de sus propuestas para Acapulco. Sus seguidores inundaban el lugar con porras: “¡Adela presidente, Adela presidente!”

Era el primer acto de campaña. “Hay que empoderar a la gente”, sintetizó como primer eje de lo que viene, la candidata Adela Román Ocampo.