Renuncia Figueroa Smutny al financiamiento oficial del Panal Foto: La Jornada Guerrero

Renuncia Figueroa Smutny al financiamiento oficial del Panal

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo May 21, 2018

El candidato a alcalde busca pagar sus actividades con dinero propio y donaciones

El candidato del Partido Nueva Alianza a la alcaldía, Rubén Figueroa Smunty, informó que renunció


La conferencia de prensa que ofreció para ello, que fue citada para ayer a las 5 de la tarde, estuvo precedida de toda clase de rumores: unos decían que se iría al PRI; incluso en este partido había corrido la versión de que el sábado hubo una reunión entre Figueroa y el dirigente nacional tricolor, René Juárez Cisneros. Otros decían que iría a apoyar la candidatura de Joaquín Badillo, dado que Figueroa Smutny siempre ha hecho pública su amistad con el alcalde Evodio Velázquez, y en cambio es pública su ruptura con el gobernador Héctor Astudillo.

Con esos antecedentes, el candidato comenzó leyendo un comunicado en el que dijo que en ese momento terminaba una etapa de su vida, de seis años, en la que había sido acompañado de un equipo. A su lado estaba la presidenta del comité estatal del Panal, Laura Pineda Manzano, y atrás de él, de pie, los candidatos a diputados locales. En todos había caras largas.

Figueroa Smutny siguió diciendo que en la jornada de ayer se había hablado mucho de renuncias y declinaciones. En cierta manera, estas versiones habían surgido porque él anunció en su cuenta de Facebook un día antes que en la conferencia de prensa haría un anuncio importante, y todo mundo lo tomó como que había decidido declinar su aspiración.

Y, dijo, en efecto, que en las primeras horas de este proceso electoral “informé a la licenciada Laura Pineda Manzano, presidenta estatal de nuestro partido, mi decisión irrevocable de declinar al apoyo que este partido generosamente me ha planteado”.

Hubo una pausa en su lectura de solamente un segundo, o quizá un poco menos, pero fue suficiente para que se notara el aliento suspendido, los rostros apesadumbrados de los candidatos a las diputaciones locales; en cierta manera, una escena que recordó el momento en que el entonces gobernador Ángel Aguirre Rivero informó de la solicitud de licencia al cargo, rodeado de quienes habían sido sus colaboradores.

Pero continuó, pasado ese segundo, o su fracción: “ante todos ustedes, quiero decirles que he decidido renunciar al financiamiento público destinado a esta campaña”.

“¡Bravo!”, estalló de repente todo el auditorio, y un aplauso se dejó sentir. Los candidatos, atrás de Figueroa, volvieron a sonreír, igual que la dirigente Laura Pineda. Pareció que un largo suspiro se extendió en el espacio lleno del salón Magallanes del hotel Elcano.

Figueroa Smutny continuó, sonriente: “No considero correcto usar el dinero que viene de los impuestos de los ciudadanos para impulsar carreras políticas, ni proyectos personales. En mi caso, apelo a lo que la ley permita: ser yo quien financie mi propia campaña”.

Otra vez: “¡Bravo!”, “¡Figueroa, Figueroa!”

Concluyeron así casi 24 horas de especulación, de versiones en un sentido y otro. El candidato siguió exponiendo su propuesta. Él financiaría la parte que la ley permite como donación, y el resto buscaría que hubiera más donantes individuales, candidatos, militantes y simpatizantes. En todo caso, dijo, no se necesita mucho para hacer una campaña, más que zapatos, gasolina, y caminar y caminar.

Dijo que terminó una etapa de seis años de preparación, y comienza una etapa de seis semanas de campaña, “donde cosecharemos parte de lo sembrado. Llegó el momento de ir y pedir el voto a los acapulqueños, que hoy por hoy se sienten ofendidos por los políticos. Saldremos a la calle a ofrecer una alternativa diferente, responsable y seria”.