Se resiste PRD a respetar la paridad de género y sanciona a las que exigen su derecho: ONG

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo May 28, 2018

Demanda Muriel Salinas al Congreso local que tipifique la violencia política de género


El Partido de la Revolución Democrática (PRD) está mostrando una resistencia a garantizar la paridad de género, y una estrategia para sancionar a las mujeres que reclaman su derecho; eso implica una doble o triple violencia de género, denunció la presidenta de la Red para el Avance Político de las Mujeres Guerrerenses, Muriel Salinas Díaz.

En entrevista, analizó el caso de las tres mujeres perredistas que han impugnado las resoluciones de su partido que las ha dejado fuera de las candidaturas, Rosa María Aguilar Miranda, Luisa Fernada Fontova en Acapulco, y Zulma Carvajal en Iguala.

Dijo que ante las resoluciones de los tribunales que lo obligan a aplicar la paridad, el PRD ha acudido al recurso de dar una candidatura pero a otra mujer, no a las que están reclamando el derecho, y a hacerlo en distritos y municipios “sacrificables”, es decir, que tienen menos probabilidad de ganar o que al partido no le preocupa perder.

En el caso de Carvajal, dijo que su propuesta es darle a una mujer la candidatura en otro municipio, e incluso dirigentes han advertido que en caso de que se les obligara a darle a ella la candidatura en Iguala, el partido retiraría toda su estructura electoral para hacerla perder.

Salinas Díaz señaló que la Red le ha dado acompañamiento y asesoría legal a las tres y continuará haciéndolo para ir a la sala regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Dijo que lo que está haciendo el PRD es una doble violencia política al reponer la paridad en distritos y municipios distintos, pues es obvio que si una mujer es actora en una defensa de sus derechos, no hay razón para restituir ese derecho en otra persona y no en ella.

Sin embargo, consideró que ese es un mecanismo de sanción contra la mujer que protestó y reclamó su derecho: es decir, el partido reconoce que ganó, pero la sanciona no dándole la candidatura. Eso, dijo, es una triple violencia política al usarlo como castigo.

Indicó que por eso la Red ha demandado al Congreso local que tipifique la violencia política de género y la homologue con la norma de la Organización de Estados Americanos. Confió en que el TEPJF le otorgue la razón a las tres mujeres que están impugnando porque es obvio que la tienen.

Rosa María Aguilar impugnó porque el PRD incumplió la paridad de género, el tribunal lo reconoció y obligó al partido a garantizarla y entonces el partido designó una mujer y quitó a un hombre de las candidaturas, pero en otro distrito; lo mismo ocurrió en el caso de Zulma Carbajal en Iguala; y en Acapulco, Luisa Fontova impugnó al candidato Napoleón Astudillo porque ni siquiera se inscribió como aspirante en el distrito.

Evidentemente, señaló Salinas Díaz, aunque se les regrese la candidatura a ellas, ya habrá un daño consumado, en virtud de que las campañas ya van avanzadas y ellas estarían en desventaja al iniciar tarde. Consideró que es muy grave la actitud del PRD en estos casos “es muy grave porque vulnera a la democracia porque es mayor incertidumbre y es un doble o triple atropello a los derechos electorales de las mujeres”.

Por otra parte, señaló que la aplicación TUTUM, que la Red creó para la prevención de violencia política para las actoras en este proceso electoral se encuentra disponible en la tienda virtual para teléfonos con sistema operativo Android y IOS.